Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlas en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics"

martes, 11 de junio de 2013

JERICO

NOMBRE EN INGLES
Jericho
NOMBRE VERDADERO
Joseph William Wilson
LUGAR DE NACIMIENTO
Desconocido
AFILIACIONES
OTROS ALIAS
Ninguno
FAMILIA
Slade Wilson / Exterminador (Padre), Adeline Kane Wilson (Madre, fallecida), Grant Wilson / Ravager (Hermano, fallecido), Rose Wilson / Ravager (Medio hermana), Wade LaFarge / Ravager (Tío, fallecido)
PRIMERA APARICIÓN
Tales of the Teen Titans # 42 (mayo, 1984)
CREADORES
Marv Wolfman & George Pérez
  
PODERES/HABILIDADES
Cuando Joseph establece contacto visual con los ojos de su oponente, es capaz de entrar en su cuerpo y controlar sus funciones motoras, excepto en el habla. Sin embargo, siendo mudo, es capaz de hablar a través del cuerpo anfitrión que ocupa, con su propia voz, si este esta inconsciente. Solamente conserva su patrón de habla, como tartamudeo, acento u otros toques fonéticos.
A pesar de su predisposición para una vida pacífica, es un combatiente formidable, al haber sido entrenado por su madre, Adeline Kane.
  
HISTORIA
Joseph es hijo de Slade Wilson, también conocido como el Exterminador, y Adeline Kane. Cuando solo era un niño fue capturado por un terrorista conocido como Chacal, quien perseguía a su padre. Slade se negó a proporcionar la información que el Chacal deseaba, pues esto iba en contra de su código ético profesional. Slade logró rescatar a su hijo, pero no antes de que uno de los hombres del Chacal comenzara a cortar la garganta del niño. Aunque Joseph sobrevivió, quedó mudo. Como resultado de ese incidente, y debido a que Slade le había mentido, Adeline se divorció, llevándose a sus dos hijos, Grant y Joseph, con ella.
Debido a experimentos que su cuerpo había realizado sobre su cuerpo años atrás, Joseph desarrolló poderes metahumanos en su adolescencia. Ocurrió al intentar salvar a su madre de un asesino. Había desarrollado la habilidad de poseer a cualquier humanoide con quien estableciera contacto visual. Una vez en el cuerpo, Joseph tomaba el control de las funciones motoras de su anfitrión. Si este estaba inconsciente, Joseph podía hablar a través del cuerpo que poseía. El cuerpo de Joseph adoptaba una forma astral segundos antes de la posesión.
Tiempo después, Adeline y Joseph descubrieron que el Exterminador había aceptado un contrato para capturar a los Jóvenes Titanes. Los dos contactaron con Nightwing para ayudarle a rescatar a los Titanes. Fue entonces, cuando Joseph adoptó el nombre código de Jericó. Aunque el rescate fue un éxito, le costó la vida a Terra, quien había traicionado a los Jóvenes Titanes.
Aunque Jericó se unió a los Jóvenes Titanes, estos tardaron en confiar en él debido a la traición de Terra, y el hecho de que era hijo del Exterminador. Sin embargo, eventualmente logró hacerse con la confianza del equipo, y desarrolló una relación afectuosa con Raven.
Desafortunadamente, meses más tarde, Jericó fue poseído por las almas de Azarath, mancilladas por la esencia del demonio Trigón, padre de Raven. Incapaces de poseer a la propia Rave, las almas entraron en  el cuerpo de Jericó. Inicialmente, las almas eran débiles, pero ganaron fuerza con el tiempo, eventualmente fusionándose con  el joven. Las almas pasaron a necesitar anfitriones individuales para sobrevivir, y Jericó intentó adquirir anfitriones superhumanos para las mismas, controlando la Sociedad Wildebeest, y usándola para capturar a antiguos y presentes Titanes. Jericó también adquirió nuevos poderes como un alma león, y una habilidad curativa que restauró su garganta, y le permitió hablar de nuevo. Nightwing, Troia y algunos aliados le encontraron y se enfrentaron a él. Durante la batalla, el verdadero Jericó recuperó el control, y le suplicó a su padre que le matara. Para evitar que su hijo sufriera más, el Exterminador acabó con su vida.
Algunos años más tarde, se reveló que el espíritu de Jericó había sobrevivido en el interior de su padre. Tomando el control del Exterminador, buscó al nuevo equipo de Titanes con la esperanza de convencerles de que los jóvenes no debían ser superhéroes, para evitar un destino como el suyo. También mató al amigo de su padre, Wintergreen. Demostrando su inestabilidad mental, atacó a sus amigos de manera agresiva, y disparó a Impulso en la rodilla. Durante ese combate, saltó de cuerpo en cuerpo, hasta que Raven le absorbió.
Durante una batalla contra Hermano Sangre, Raven le repelió cuando absorbió a sus aliados en su forma alma. Jericó logró usar los cuerpos de Wonder Girl y Superboy contra el equipo. Sin embargo, cuando intentó entrar en el cuerpo de Ciborg, éste utilizó su ojo cibernético para transferir el espíritu de Jericó a un archivo de ordenador, que fue almacenado en la Torre de los Titanes.
Un año después de la Crisis Infinita, Raven cogió el disco que contenía la esencia de Jericó y, usando el mismo ritual que la Iglesia del Hermano Sangre había usado para devolver la vida a los muertos, le resucitó en un cuerpo sin daños físicos carente de los daños que había recibido en la garganta siendo niño. Sin embargo, por razones inexplicables seguía sin la capacidad de hablar, usando el lenguaje de signos para comunicarse. Jericó volvió a unirse al equipo, aprovechando la oportunidad para acercarse a su media hermana Rose, conocida como Ravager. Tras poseer el cuerpo del peligroso clon de Superboy, Match. Jericó se instaló en los Laboratorios STAR, para buscar un modo de controlar a Match.
Más adelante, todavía atrapado en el cuerpo de March, Jericó escapó de los laboratorios buscando la ayuda de sus amigos. Los Titanes lograron ayudarle a escapar del cuerpo de Match, pero la experiencia retorció la mente de Jericó, quien pasó a desear la destrucción de los Titanes.
Jericó escapó de los Titanes brevemente para atacar la elección presidencial, llegando a utilizar el cuerpo de Linterna Verde para luchar contra la Liga de la Justicia al ser descubierto. La voluntad de Hal fue su perdición, cuando éste logró expulsarle de su cuerpo. Jericó fue llevado al Satélite de la Liga de la Justicia para ser custodiado. Mento rastreó la mente de Jericó, descubriendo que sufría de un raro desorden de identidad, provocado por haber poseído distintos cuerpos a través de los años. Incapaz de purgar su mente de los ecos de personalidades de los cuerpos que había poseído, su mente estaba invadida de patrones malvados, que le llevaban a cometer actos criminales. La Liga de la Justicia decidió enviarle a los Laboratorios STAR, con la esperanza de que encontraran una cura.
Jericó logró escapar de la Liga de la Justicia y regresó a los Titanes, poseyendo el cuerpo de Nightwing. La Liga de la Justicia llegó para reclamarle, y Jericó comenzó a saltar de cuerpo en cuerpo, algo que no funcionó al intentar poseer a Superman. Aunque era más fuerte en su cuerpo, era incapaz de controlar el cuerpo extraterrestre de Superman. Brevemente, Jericó logró controlar sus impulsos malvados, y terminó desvaneciéndose aparentemente.
Más adelante, logró regresar entrando en el cuerpo de Ciborg.
Utilizó las defensas de la Torre de los Titanes para intentar matar a los Titanes, pero su nuevo miembro Static utilizó sus poderes para cortocircuitar los sistemas de la Torre, provocando que Jericó saliera del cuerpo de Ciborg. Jericó volvió a escapar una vez más, volviendo a intentar matar a Titanes nuevos y antiguos. Fracasó, y bajo custodia policial se vio enfrentado a Joe Flynn, el nuevo Vigilante, quien le arrancó los ojos para que fuera incapaz de poseer a nadie.
Durante los eventos de la “Noche más Oscura”, Jericó fue visto poseyendo el cuerpo de Grant, miembro del Cuerpo de Linternas negras, salvando a Rose de un ataque de Adeline, Wintergreen y Wade Defarge. Jericó le explicó a Rose que sus ojos se habían restablecidos tras el ataque del Vigilante. Había usado sus poderes para entrar en el cuerpo de Grant cuando este le había intentado asesinar. Tras esto, Jericó entró en el cuerpo de su madre, engañando a los Linternas Negras para que se destruyeran entre ellos. Después de esto, Jericó se reconcilió con su padre, al razonar que era el único que podría matarle si volvía a sucumbir a las personalidades asesinas que residían en su mente.

4 comentarios:

  1. es hijo de deathtroke no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo es... tal y como figura en la ficha

      Eliminar
  2. hola me podrias decir si hay undeathshot en marvel y dc ?

    ResponderEliminar