Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlas en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics"

martes, 10 de abril de 2018

BATROC

NOMBRE EN INGLES
Batroc
NOMBRE VERDADERO
Georges Batroc
LUGAR DE NACIMIENTO
Marsella, Francia
AFILIACIONES
Brigada Batroc, Legión Letal, Legión de los Condenados, Thunderbolts, Ejército del Mal
OTROS ALIAS
Batroc el Saltador, Monsieur Lapin
FAMILIA
Marie Batroc (Hija), Olivier Batroc (Abuelo, fallecido), Jean-Luc Batroc (Ancestro, fallecido)
PRIMERA APARICIÓN
Tales of Suspense # 75 (Marzo, 1966)
CREADORES
Stan Lee & Jack Kirby

PODERES/HABILIDADES
Batroc es extremadamente competente en virtualmente todo tipo de combate cuerpo a cuerpo. Es un maestro del arte marcial savate, y también es muy hábil en el uso de cualquier tipo de armamento convencional aunque raramente lo utiliza. Es un atleta de nivel olímpico especializado en los saltos de altura, longitud y acrobáticos. Es capaz de saltar hasta tres metros de distancia de un solo salto, y lo suficientemente ágil para evitar balas o flechas, así como objetos pequeños. 
PRIMERA APARICIÓN
Su fuerza natural le permite levantar hasta doscientos kilos de peso. Su fuerza es mayor en la zona de su torso inferior, por lo que sus patadas pueden ser letales, siendo capaz de atravesar una pared de ladrillo de una sola. Ha sido capaz de convertir pequeños objetos en armas letales al propulsarlas a la velocidad de una bala de una sola patada.

HISTORIA
Tras aprender el arte marcial savate en la Legión Extranjera Francesa, el ostentoso Georges Batroc se convirtió en mercenario. Con un retorcido sentido del honor y convencido de tener que ser el mejor, puso a prueba sus límites de forma constantes, entrenándose hasta que fue capaz de realizar acrobacias propias de un metahumano. Incorporó saltos en su estilo de lucha, ganándose el apelativo de “Saltador” así como una reputación formidable a nivel internacional. Debido a su fama, IMA le escogió para adquirir un cilindro del poderoso incendiario Inferno 42 para ellos, después de que SHIELD lo hubiera robado. Batroc interceptó a la Agente Sharon Carter mientras lo transportaba, pero su ataque llamó la atención del Capitán América. Admirando las habilidades del héroe, Batroc se sintió encantado de ponerse a prueba en combate contra él. Sin embargo no tardó en verse superado y derrotado. Muy a su pesar, el Capitán América aceptó la ayuda de Batroc para localizar a Sharon Carter antes de que el inestable Inferno 42 se encendiera y destruyera Nueva York. Al encontrarla, Batroc se hizo con el cilindro y escapó para encontrarse con sus jefes. El Capitán América le persiguió y cuando ambos se enfrentaron, los agentes de IMA escaparon. Batroc no tardó en seguirles al percatarse de que estaba perdiendo su combate contra el héroe. Deseando una revancha, Batroc aceptó un contrato de Hydra para eliminar al Capitán América. 
Capturó a Sharon Carter para usarla como cebo; pero cuando los agentes de Hydra dispararon sobre el héroe cuando se enfrentaba al mercenario, Batroc les atacó al considerarlo un ataque deshonroso. De esta forma terminó ayudando al Capitán América a rescatar a Sharon.
Batroc formó una alianza de mercenarios con el Espadachín y el Láser Viviente; y los tres fueron contratados para obtener una bomba sísmica, oculta en Nueva York por un agente internacional poco antes de ser capturado. El Capitán América volvió a interferir en la misión derrotando a los aliados de Batroc, y enfrentándose a éste justo cuando había encontrado la bomba. Al darse cuenta de que estaba a punto de detonar, Batroc se retiró dándole al héroe la oportunidad de desactivarla. Más adelante, cuando el Barón Strucker sintió que el Capitán América podía ser una amenaza para sus planes de crear divisiones dentro de la sociedad estadounidense, decidió contratar a la Brigada Batroc. Ésta estaba compuesta por Batroc, Torbellino y Puercoespín, recibiendo la misión de asesinar al Capitán América. Sin embargo el equipo fue derrotado de forma humillante ante cámaras de televisión. Intentando pasar desapercibido durante unos meses, Batroc aceptó un contrato de procedencia desconocida para secuestrar a niños de los guetos y orfanatos de Nueva York. Batroc pensó que se pediría rescate por esos niños y serían devueltos sanos y salvos pero, cuando el Capitán América y el Halcón intervinieron, descubrió que había sido contratado por el extradimensional Jakar. Pretendía utilizar las almas de los niños para resucitar a su propio pueblo. Los héroes le recriminaron sus acciones, por lo que Batroc intentó restaurar su honor rescatando a los jóvenes. Aunque fracasó, el Capitán América logró convencer a Jakar de lo erróneo de sus acciones, y éste decidió partir dejando a sus víctimas sin que recibieran daño alguno. Batroc fue entonces entregado a la policía.
Ward Meachum contrató a Batroc y su Brigada, entonces compuesta por docenas de expertos en artes marciales, para matar a Puño de Hierro. Con la ayuda del misterioso Ninja, Puño de Hierro logró derrotarles a todos. Batroc decidió ocultarse durante los siguientes meses, hasta que se encontró con un monstruo recién llegado de la Dimensión de la Locura. Aprovechando la oportunidad, Batroc se hizo amigo de la bestia llamándola Diablo. Usó su fuerza sobrehumana en un intento de hacerse con un cargamento de Transuránicos de SHIELD. El Capitán América y Spiderman lo evitaron logrando que Batroc fuera arrestado, mientras que Diablo explotó poco después. Tiempo después, Batroc volvió a ser contratado por Sagitario y Libra del Zodiaco para que se uniera a sus falsos Defensores en una serie de robos que desacreditara a los héroes. Sin embargo los verdaderos Defensores aumentaron nuevos miembros para detenerles, y Batroc se vio enfrentado al Tigre Blanco hasta que todos los villanos fueron derrotados.
A pesar de su historial criminal, el peculiar estilo de Batroc le había concedido cierto grado de aceptación, por lo que participó en una campaña publicitaria en una revista cómica. Cuando Mister Hyde ofreció cinco millones de dólares a quien le liberara de la prisión en la Isla Ryker, Batroc preparó su fuga. 
Sin embargo se enfureció al descubrir que Hyde carecía de los fondos para pagar lo acordado. De forma salvaje, Hyde obligó a Batroc a forjar una alianza con él. Juntos se hicieron con el superpetrolero L-N-G de Roxxon llamado “La Reina de Egipto”. Amenazaron con hacerlo explotar en el puerto de Nueva York si no recibían el pago de mil millones de dólares. Batroc no se sentía cómodo al amenazar a millones de inocentes, por lo que también exigió que el Capitán América les fuera entregado como rehén. Su esperanza era que el hombre derrotara a Hyde, por lo que aflojó las cadenas que le retenían. Mientras el héroe se liberaba, Batroc atacó a Hyde para impedir que cometiera su masacre. El Capitán América llegó a tiempo de impedir que Hyde acabara con la vida de Batroc, logrando derrotar al villano. Batroc intentó escapar con el rescate, pero fue capturado. Batroc volvió a formar una nueva Brigada con Machete y Zaran, enviándoles a robar el escudo del Capitán América para la Stane Internacional. Aunque los dos villanos tuvieron éxito, se burlaron de Batroc al indicar que nunca había sido capaz de derrotar al héroe. Borracho, Batroc volvió a retar al Capitán América en combate individual. A cambio de información del paradero de su escudo, el héroe le dio la oportunidad de vencer. A pesar de esto, Batroc terminó perdiendo la pelea. Poco después, Ojo de Halcón logró vencer a la Brigada en Paris.
Con la esperanza de resucitar a su padre, el Barón Helmut Zemo busco las cinco Piedras Sangre. Combinadas formaban la Gema Sangre, supuestamente capaz de tener propiedades regenerativas. Contrató a la Brigada Batroc para la búsqueda de las piedras en viajes desde Nueva York, hasta el Amazonas, las Bermudas, Egipto y Tokio. 
Fueron perseguidos por el Capitán América e Iguana, y en las Bermudas Batroc arriesgó su propia vida para salvar al Capitán América del ataque de unos tiburones. La misión se complicó cuando la restaurada Gema Sangre permitió que el cadáver de Heinrich Zemo fuera poseído por un ser extradimensional. La Brigada escapó abandonando a Zemo y los héroes para que lidiaran con la amenaza. Al asistir a la demostración de armamento anual de IMA en Boca Caliente, Batroc se hartó de las presunciones del Calavera, que aseguraba ser el mejor luchador allí presente. Le retó en una serie de cinco combates que prepararía para la próxima convención, y Calavera aceptó. Un tiempo después, Kingpin reclutó a Batroc en un plan para matar a varios líderes criminales europeos, y se vio cooperando con otros criminales y también enfrentado constantemente al Castigador. En la batalla final en Londres, Batroc se enfrentó a Tarantula, aliado del Castigador, y logró derrotarle. Sin embargo se vio obligado a escapar en busca de un antídoto, al haber sido envenado por Tarántula en el combate.
Durante la siguiente Convención de IMA, Batroc volvió a retar Calavera ignorando que se trataba del Capitán América disfrazado. El héroe derrotó a varios villanos en combate y Batroc reconoció su estilo de lucha. Le amenazó con delatar su verdadera identidad al resto de villanos si no dejaba vencer por él, pero el héroe ganó la batalla de todas formas. 
Tiempo después Batroc descubrió que su antiguo aliado Machete había sido asesinado; y buscó la ayuda del Capitán América. El héroe le explicó que el culpable, Zeitgeist, ya había sido capturado. El Capitán América le invitó a tomar algo en honor a camaradas que ambos habían perdido, aprovechando que Batroc no estaba siendo buscado en los Estados Unidos en ese momento. El héroe aprovechó el momento para confesarle que sufría una enfermedad terminal; y como último deseo le pidió que se reformara. Batroc accedió, pero cuando el Capitán logró sobrevivir, pensó que había sido engañado y sintió que no tenía por qué cumplir la promesa. Batroc aceptó un contrato de Hydra para enfrentarse al Capitán América en el Rockefeller Center, perdiendo una vez más. Poco después, una nueva Brigada Batroc volvió a sufrir una derrota humillante a manos de Ojo de Halcón.
Batroc se tomó unas vacaciones en Monte Carlo dedicándose al juego, hasta que se encontró con el mercenario Masacre, cuyo asociado Montgomery le dejó sin blanca. En busca de venganza, Batroc les atacó lanzando al lisiado Montgomery a través de una ventana hacia una piscina. Tras confirmar que Montgomery había resultado ileso, Masacre atacó a Batroc arrojándole a través de otra ventana. Batroc sobrevivió con dos piernas rotas, pero se recuperó rápidamente. 
Tras fracasar en un intento de hacerse con una recompensa por la captura del mutante Gambito, Batroc se enfrentó al Capitán América una vez más al robar los planes de SHIELD para recuperar un Helitransporte en manos de Cráneo Rojo. El héroe impidió que el mercenario comunicara dichos planes Nazi y le capturó. En un nuevo plan, Batroc intentó robar a los espectadores de un estadio de baseball utilizando una falsa amenaza de bomba, pero el Capitán América le detuvo de nuevo. Batroc contrató a un nuevo Machete, hermano del original y su nueva Brigada fue contratada por Maelstrom para robar parte de su mecanismo del juicio final. La Brigada se enfrentó a los Vengadores de los Grandes Lagos y terminó por ser capturada por los Thunderbolts. Batroc fracasó en un intento de convencer a Machete y Zaran para que no aceptaran un contrato para un ataque terrorista sobre Londres. Al estar en contra de una masacre, Batroc ayudó al héroe Unión Jack y sus aliados para detenerles. Cuando se aprobó el Acta de Registro Superhumano, Batroc fue capturado por los Thunderbolts y obligado a unirse brevemente al expandido equipo. Después aceptó un trabajo como entrenador en el programa de la Iniciativa. Al encontrar dicho trabajo insatisfactorio, Batroc regresó a su vida como mercenario enfrentándose de nuevo al Capitán América al intentar robar un objeto de Naciones Unidas.
Junto a otros individuos, Batroc se vio obligado a trabajar para la organización MODOK, liderado por el villano del mismo nombre, en contra de sus deseos. Se convirtió en miembro elite del equipo y descubrió que la última recluta Gwen Poole carecía de poderes. Estuvo a punto de delatarla, pero la joven le convenció para que no lo hiciera y Batroc accedió a entrenarla. Poco después, Gwen derrocó a su jefe y se convirtió en líder de MODOK. Batroc y sus compañeros fueron secuestrados por un ejército de extraterrestres Teuthidans. Habían llegado a la Tierra en busca de Gwen, ya que la joven había acabado con un pelotón de sus soldados. Un benefactor de MODOK llamado Vincent Doonan ayudó a los extraterrestres a capturar a Gwen, al considerar que los planes de la joven para lidiar con la invasión eran demasiado irresponsables y caóticos. Sin embargo Gwen derrotó a los Teuthidans y rescatar a sus aliados, perdiendo la base móvil de MODOK en el regreso. Tras esto Batroc abandonó la organización.
Durante el auge de Hydra, Batroc se convirtió en miembro de los Señores del Mal y luchó junto al Laser Viviente y Torbellino, enfrentándose al verdadero Steve Rogers.

EN EL CINE:
- Georges St-Pierre interpretó al personaje en la película “Capitán América: Soldado de Invierno” (2014).

No hay comentarios:

Publicar un comentario