Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlas en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics"

domingo, 28 de octubre de 2012

DESTINO

NOMBRE EN INGLES
Destiny
NOMBRE VERDADERO
Irene Adler
LUGAR DE NACIMIENTO
Salzburgo, Austria
AFILIACIONES
Hermandad de Mutantes Diabólicos, Fuerza de la Libertad
OTROS ALIAS
Madame Destino
FAMILIA
Justine Chase (Hija, fallecida), Anna Marie (Hija de acogida), Cole Chase (Yerno, fallecido), Tyler Chase (Nieto)
PRIMERA APARICIÓN
X-Men # 141 (Enero, 1981)
CREADORES
Chris Claremont & John Byrne

PODERES/HABILIDADES
Irene es una mutante nacida con una estructura genética que le concede habilidades especiales, que la diferencian de los seres humanos. Con la pubertad desarrolló la capacidad de escanear mentalmente diferentes futuros, y percibir eventos probables. Normalmente, solo escanea quince minutos en avance, y se concentra en los futuros más probables, aunque en ocasiones amplia su vista para escanear diferentes líneas temporales. Cuanto más lejos escanea en el futuro, menos exactas resultan sus predicciones.

HISTORIA
Nacida en una familia privilegiada del siglo diecinueve, Irene Adler quedó ciega de nacimiento. A la edad de trece años, sus poderes de premonición se activaron prematuramente. Sobrecogida, Irene lidió con sus poderes transcribiendo sus visiones, terminando un volumen de sus Libris Veritorium (Libros de la Verdad) en un mes de los siguientes trece meses.
Para cuando había terminado, había perdido la poca vista que le quedaba. Percatándose de que había creado un registro del futuro, con distintas permutaciones que representaban futuros posibles, Irene se decidió a identificar los más probables y los más deseables, para hacerlos coincidir. Llegó a predecir como una niña que aún no había nacido, y que sería adoptada por ella, estaría cercana a la muerte cien años más tarde, y como podía ser salvada.
Sin embargo, los libros de Irene también contenían pictogramas, códigos e idiomas desconocidos para ella, y describían lugares y personas de las que nunca había oído. Irene solicitó la ayuda de la detective Raven Darkhölme, una mutante capaz de cambiar de aspecto, de la que Irene se enamoró inmediatamente. Incluso con la ayuda de Raven, Irene encontró extremadamente difícil de discernir los distintos futuros, con que su frustración se incrementó con cada intento. Los poderes de Irene también provocaron que envejeciera con una inusual lentitud.
Aunque Irene predijo los horrores de la Segunda Guerra Mundial, decidió no asesinar a Hitler antes de que este se hiciera con el poder, presintiendo que otro horror peor podría ocupar el vacío causado en la línea temporal. Durante la década de 1930, la pareja se hizo amiga del aventurero canadiense conocido como Logan, más tarde Lobezno. Conscientes de que era un mutante de vida duradera, le ayudaron con determinadas premoniciones, y en una ocasión le ofrecieron santuario en su casa de Edimburgo junto a una viajera del futuro, llamada Kitty Pryde. Después de la guerra, Irene se convirtió en archivadora para Black Womb, un proyecto secreto gubernamental recopilando datos sobre el genoma mutante a través de experimentos con niños mutantes.
Irene le explicó a Raven que había trabajado allí para el beneficio de los mutantes, pero en secreto anotó todas las actividades y descubrimientos del proyecto, consciente de que llegado el día Raven necesitaría ser informada. A pesar de su amor mutuo, ambas mujeres mantuvieron otras relaciones, e Irene se llegó a casar con un hombre sin identificar, dando a luz a una hija llamada Justine. Cuando quedó viuda, Irene regresó al lado de Raven, aparentemente después de que Justine se convirtiera en adulta, ya que esta desconocía la relación de su madre con Raven. La pareja se convirtió en espías adoptando los nombres código de Destino y Mística. Raven trabajó encubierto como el agente del Mosad Amichai Benvenisti para investigar al mutante Catalizador, pensando que trabajaba para la mafia israelí, sin saber que en realidad trabajaba para la organización terrorista Hidra. Catalizador capturó a Irene, utilizándola para atraer a “Amichai” y el agente de la CIA Victor Creed a una trampa. Mientras era prisionera, Irene vio un horrible futuro posible, debido a al programa de ordenador, Acceso,  que estaba siendo creado por Catalizador.
Irene logró manipular los eventos para electrocutar al Catalizador, dejando que Raven y Victor le dieran por muerto, pero le informó a Raven sobre la existencia de Acceso, haciéndole prometer que lo destruiría, y diciéndole donde podría localizar la investigación de Catalizador cuando llegara el momento.
Harta de ver como explotaban sus poderes, Irene trabajó durante un tiempo como la clarividente Madame Destino el Circo Tiboldt de las Maravillas, pero lo abandonó al predecir la muerte del hermano mayor, John, de un James Proudstar de once años. Irene y Raven adoptaron a una niña fugitiva mutante llamada Anna Marie, que sería conocida como Pícara, llegando a quererla como si fuera su propia hija, aunque Irene era consciente de que llegaría el día en la que la perderían.
Con más de cien años de edad, aunque aparentando solo sesenta, Irene tomó menos papel en las actividades de espionaje de Raven, dejando que Pícara la acompañara en su lugar. Estas trabajaron con la ladrona de recuerdos Blindspot, a pesar de la reticencia de Irene. Cuando Irene predijo que el Senador Robert Kelly, en contra de los mutantes, podía provocar un futuro desastroso para los mutantes, Raven creó la Hermandad de Mutantes Diabólicos para asesinarle. A pesar de que Irene sabía que la muerte de Kelly podía desatar un futuro terrible, pensó que si vivía este sería peor. Alrededor de ese tiempo, Irene advirtió a Raven de que la heroína Miss Marvel estaba ligada  a una tragedia que le costaría a Pícara su alma en el futuro. Para proteger a Pícara, Raven comenzó una vendetta contra Miss Marvel. La Hermandad, menos Pícara, atacó a Kelly durante una conferencia del Senado, pero acabaron enfrentados a la Patrulla-X, que habían sido alertados de sus planes gracias a Kate Pryde, procedente del futuro de Tierra-811. Habiendo intercambiado su mente con su contrapartida, Kitty, del pasado, la anómala presencia de Kate la rindió invisible a los poderes precognitivos de Irene.
Mientras la Patrulla derrotaba a la Hermandad, Irene acorraló a Kelly con su ballesta, pero Kate logró salvarle. Raven escapó, pero el resto de la Hermandad fue hecha prisionera en la Isla Ryker.
Consciente de que su madre odiaba a Miss Marvel, Pícara se enfrentó a ella, irónicamente cumpliendo la profecía de Destino. Incapaz de controlar sus poderes de absorción, Pícara se hizo con los poderes y recuerdos de Miss Marvel, un acto que acosaría a Pícara durante años. Raven y Pícara lograron liberar a la Hermandad, pero los Vengadores lograron capturarlos de nuevo. Irene y otros fueron trasladados a la Prisión de alta seguridad de Windust, para volver a ser liberados por Raven y Pícara. Sin embargo, la llegada de Rom, el Caballero Espacial, provocó que los hombres de la Hermandad volvieran a ser capturados. Irene, Raven y Pícara lograron escapar ocultándose en una mansión abandonada durante una ventisca, donde se enfrentaron al monstruoso Hibrido. Este bloqueó telepáticamente los poderes de Irene, y las tres decidieron aliarse con Hibrido para luchar contra Rom.
 Sin embargo, durante la batalla el control mental de Hibrido se rompió. Al descubrir que Hibrido pretendía utilizarlas para reproducirse, las tres mujeres unieron fuerzas con Rom para derrotar a Hibrido. Cuando una Raven procedente del futuro poseyó el cuerpo de la del presente, Irene sintió que había llegado el momento de proporcionarle los datos de Black Womb, que la Raven del futuro necesitaba. Tras esto, Raven, Irene y Pícara se enfrentaron al Ángel, pero Dazzler arruinó su ataque. Invadida con los recuerdos de Miss Marvel, Pícara decidió pedir ayuda al Profesor X uniéndose a la Patrulla-X, e Irene aconsejó a Raven que aceptara la decisión de Pícara. Poco después, Irene predijo que Pícara estaba en peligro de perder sus poderes, y que quien la ayudara sufriría su destino. Irene también sintió que si Tormenta era la que ayudaba a Pícara, y perdía sus poderes, desencadenaría una serie de eventos que ayudarían a la futura derrota del Adversario. Con eta información, Raven pidió a Tormenta que ayudara a Pícara, para así asegurar que la profecía de Irene se cumplía.
Raven procedió a obtener un perdón federal para la Hermandad, a cambio de que el equipo trabajara para el gobierno como la Fuerza de la Libertad. Lograron capturar a Magneto para que fuera juzgado, pero fracasaron en la tarea de capturar al mutante capaz de controlar el fuego, llamado Rusty Collins, que escapó a los túneles de los Morlocks. Al predecir que morirían si le seguían, Irene convenció a su equipo para que se retirara. Lograron redimirse de este fracaso capturando a los Vengadores, cuando estos fueron acusados falsamente de traición. Al sentir que su propia muerte se acercaba, Irene llevó a Raven de vacaciones en un crucero, explicando donde deseaba que Raven dispersara sus cenizas, y prometiéndole que en ese momento lograría hacerla reír. La Fuerza de la Libertad se enfrentó a la Patrulla-X en Dallas, pero al volver a sentir muerte inminente, Irene ordenó que el equipo se retirara; momentos más tarde, el Adversario se enfrentó a la Patrulla-X. Para aprisionarle, la Patrulla ofreció sus vidas para dar poder al hechizo de su aliado Forja, y su sacrificio fue televisado a todo el mundo. Con Pícara entre las víctimas, Raven culpó a Forja de lo sucedido. A pesar de esto, cuando Irene predijo que la hermana de Coloso, Magik, estaba al llegar para vengarse de Forja, la Fuerza de la Libertad protegió al mutante. Irene ordenó al equipo que se volviera retirar al predecir que Magik pronto desataría una invasión demoníaca sobre Nueva York. Tras esto, Irene tuvo otra premonición en la que la supervivencia de la Fuerza de la Libertad dependía de que capturaran a Rusty Collins, pero los Nuevos Mutantes lo impidieron.
Junto a Forja, la Fuerza de la Libertad acudió a la Isla Muir, en Escocia, para protegerla del ataque de los Cosechadores. Raven dejó a Irene bajo la protección de Forja, pero esta era consciente de su inminente muerte, y envió a Forja a ayudar a la Fuerza de la Libertad. Momentos después, fue atacada por el desequilibrado Legión, bajo la influencia del Rey Sombra. Legión la atacó telepáticamente para ser asaltado por visiones de un futuro apocalíptico que podía causar. Incapaz de lidiar con las visiones, Legión asesinó a Irene con su telepatía, transmitiendo su muerte a Raven.
La consciencia de Irene sobrevivió dentro de la mente de Legión, que interpretó podía evitar las visiones del futuro, viajando al pasado para asesinar a Magneto. Sin embargo, asesinó a Charles Xavier, lo que desencadeno “La Era de Apocalipsis”, hasta que la línea temporal fue restaurada por el miembro de la Patrulla, Bishop, que acabó con Legión en el punto en el que había intentado matar a Magneto. Debido a la anomalía de su muerte, las consciencias de Legión e Irene acabaron en Otro Mundo, una dimensión sin tiempo, donde ayudaron a Margali Szardos a acabar con las fuerzas oscuras. Raven esparció las cenizas de Irene en el mar, y un golpe de viento provocó que estas acabaran en su rostro, lo que desató la risa de Raven, tal y como Irene había predicho. Los Diarios de Destino fueron buscados por la Patrulla-X, y eventualmente destruidos por Gambito.

2 comentarios:

  1. Has escrito nacida en una familia privilegiada del sigo diecinueve.

    ResponderEliminar