Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlas en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics"

martes, 19 de diciembre de 2017

LÍDER

NOMBRE EN INGLES
Leader
NOMBRE VERDADERO
Samuel Sterns
LUGAR DE NACIMIENTO
Bolse, Idaho, Estados Unidos
AFILIACIONES
Escuadrón Rebelde, Thunderbolts, Intelligencia
OTROS ALIAS
Líder Rojo
FAMILIA
Phillip Sterns / Loco (Hermano, fallecido)
PRIMERA APARICIÓN
Tales to Astonish # 62 (Diciembre, 1964)
CREADORES
Stan Lee & Steve Ditko

PODERES/HABILIDADES
Samuel Sterns posee una inteligencia por encima del nivel de un genio, lo que le otorga una intuición hiperdesarrollada, capacidad de solventar múltiples problemas, almacenamiento cerebral de conocimiento ilimitado y habilidades estructurales lógicas y filosóficas. Es un experto en prácticamente toda área científica, particularmente en genética y robótica. Tras su segunda mutación fue capaz de controlar las mentes de individuos que no habían sido sometidos a radiación gamma, al establecer contacto físico con ellos. Es capaz de crear ilusiones mentales y generar rayos de energía psicoquinética. También ha utilizado su cerebro avanzado para generar campos de fuerza, provocar bloqueos mentales en otras mentes, borrar los recuerdos de sus víctimas, o realizar un lavado de cerebro sobre las mismas que las deja en estado catatónico.
PRIMERA APARICIÓN

HISTORIA
Durante su juventud, Sam Sterns había abandonado sus estudios, lo que había provocado que fuera alienado de su propia familia, que prestaba más atención a los éxitos de su inteligente hermano mayor Phillip. Comenzó a trabajar como obrero en un centro de investigación química gubernamental localizado en el desierto de Nevada. Allí Sam quedó atrapado en una explosión provocada por un contenedor de residuos radioactivos. Mientras se recuperaba en un hospital, descubrió haber desarrollado una sed insaciable por el conocimiento y comenzó a leer gran cantidad de libros a altas velocidades. Semanas después la piel de Sam adoptó un color verde y cráneo se expandió. Adoptando el nombre de Líder, utilizó su inteligencia generada por la radiación gamma para construir bases secretas por todo el mundo. También creó una red de espionaje internacional para poder hacerse con secretos científicos. El Líder tuvo su primer camino con Hulk cuando envió un espía a la Base Los Diablos para que robara una armadura indestructible diseñada por Bruce Banner. Hulk derrotó a su espía, lo que llevó al Líder a contratar al Camaleón para que se infiltrara en la base. Sin embargo el Camaleón también fue derrotado de forma similar. Tras esto el Líder planeó hacerse con un nuevo invento de Banner llamado el Absorbatrón, capaz de absorber la fuerza de una explosión nuclear. Para el robo, el Líder envió a su nueva creación, un robot sintético que denominó Humanoide. Hulk desactivo al Humanoide al lanzarlo contra una roca, tras lo cual el Líder envió una horda de Humanoides en un nuevo ataque. Mientras Hulk se veía distraído por el ataque, las fuerzas armadas de los Estados Unidos ocultaron el Absorbatrón en una base subterránea. Tras ese encuentro el Líder se convenció de la necesidad de convertir a Hulk en su aliado, pues combinando su fuerza con su inteligencia, ambos serían imparables. 
El ejército Humanoide del Líder consiguió capturar a Hulk y hacerse con el Absorbatrón, regresando a una de las guaridas del villano. Sin embargo Hulk logró escapar y destruir el Absorbatrón, lo que obligó al Líder a retirarse dejando aquella base en manos del ejército de Estados Unidos.
Tiempo después, cuando Hulk quedó rodeado por militares, el Líder se ofreció a teletransportarle a un lugar seguro a cambio de que se convirtiera en su aliado. En aquel momento Bruce Banner controlaba el cuerpo de Hulk, debido a una bala que se alojaba en su cerebro, y su siguiente transformación en Banner amenazaba con matarle. Hulk aceptó la oferta a regañadientes y fue transportado a una de las bases del Líder en Italia. Allí el Líder utilizó su tecnología para extraer la bala. Exigiendo una compensación, el Líder usó su tecnología para enviar a Hulk al planeta natal de los Vigilantes para robar tecnología. Hulk se hizo con la Máquina Definitiva, pero cuando el Líder la utilizó para acceder al conocimiento recopilado del universo, incluso su avanzada mente se vio sobrecargada y se colapsó, provocando su aparente muerte.
El Líder fue reanimado por uno de sus Humanoides y volvió a aparecer cuando las fuerzas del General Ross capturaron a Hulk. El villano ofreció su ayuda para crear una prisión que lograra contener a Hulk de forma indefinida, y construyó una capaz de absorber los golpes de Hulk. Tras esto el Líder convocó a su Super Humanoide para hacerse con el control de toda la base militar, planeando utilizar sus misiles para iniciar una Tercera Guerra Mundial y luego conquistar lo que quedara de la civilización. Sin embargo Betty Ross logró liberar a Hulk, que a su vez derrotó al Super Humanoide impidiendo el desastre. Poco después el Líder intentó robar un vehículo militar experimental llamado Módulo Asesino, que estaba custodiado por Bruce Banner de nuevo en control del cuerpo de Hulk. El Líder entró en el Modulo y se enfrentó a Hulk, que se hizo con la victoria cuando su lado salvaje comenzó a emerger de nuevo. El Líder escapó de nuevo pero reclutó la ayuda del Rino utilizando un mecanismo para restaurar el lado salvaje total de Hulk cuando Bruce y Betty estaban a punto de casarse. Durante la batalla, el Líder golpeó accidentalmente al Rino con un rayo energético, y el villano respondió atacando y obligándole a escapar.
En un momento dado, el Líder construyó una estación espacial en órbita para que sirviera como su nueva base. Dicha base espacial fue dotada de una inteligencia artificial denominada Omnivac.
Continuó atacando a Hulk enviando a Grumo contra él en una ocasión; y más adelante usando tecnología militar para que Hulk sufriera alucinaciones en forma de enemigos, con la esperanza de que el estrés le provocara un paro cardiaco. Ambos planes terminaron por fracasar. Tras eso tomó el control de la Base Hulkbuster reemplazando al General Ross y el Mayor Talbot por duplicados robóticos. Planeó hacer lo mismo con el Presidente y el Vicepresidente de los Estados Unidos cuando acudieron a visitar la base. Cuando Hulk reveló el engaño, el Líder hizo que todos sus Humanoides se fundieran en un solo robot gigante que controló mentalmente desde su guarida. Hulk y Doc Samson derrotaron el robot, y el feedback psíquico provocó una explosión en el laboratorio del Líder dejándolo paralizado. Su cuerpo fue transportado a la estación espacial, donde paralizado controló brevemente al Rino para que obedeciera su voluntad. También hizo que la Cosa y Hulk se enfrentaran compitiendo con Kurrgo en una apuesta por el resultado. Sin embargo la Cosa y Hulk descubrieron la traición de los villanos y destruyeron la nave de Kurrgo.
Con el tiempo el Líder recuperó movilidad al revertir voluntariamente a la forma de Sam Sterns. En esa forma sufrió de amnesia, pero su subconsciente le ordenó que se infiltrara en la Base Hulkbuster, que había pasado a llamarse Base Gamma. Allí se expuso a radiación para volver a transformarse en el Líder; y usó sus poderes mentales para convertir a todos los soldados en sus leales sirvientes, capturando al General Ross, Clay Quatermain y Doc Samson. 
Su intención era utilizar la tecnología de la Base Gamma para hacerse con el control de todas las redes de información y comunicación del mundo, pero Hulk frustró sus planes una vez más. Tras eso el Líder engaño a la Doctora Rikki Keegan, antiguo compañero de clase de Banner, para que le ayudara asegurándole desear curar a Bruce de la enfermedad de Hulk. Usando una muestra de sangre de Banner, Keegan logró aislar el gen gamma, factor que parecía haberle otorgado sus poderes. Sin embargo el Líder procedió a contaminar el suministro de agua de Manhattan con el gen gamma, provocando una especie de gripe que mutaba a quien no lograba matar. Infectada por esa gripe, Keegan mutó para convertirse en un ser parecido al Líder, pero dotada de más poder. Para impedir que arruinara sus planes, el Líder le suministró un antídoto, que los Vengadores utilizaron para desarrollar una cura para el resto de las víctimas. Aunque el Líder pareció perder la vida al ser arrastrado por una corriente, fue rescatado y revivido por sus Humanoides.
El otros dos de sus planes, el Líder intentó hacerse con una base de misiles en Tejas, y más adelante intentó robar un generador diseñado para almacenar radiación gamma. Sin embargo fue derrotado por Spiderman y Hulk en ambas ocasiones. Tras esto planeó viajar al pasado primordial del a Tierra para alterar la evolución de los seres humanos, y así provocar que se convirtieran en seres gamma sometidos a su control. También contrató a la mercenaria Jackdaw para que le ayudara a recopilar la necesaria tecnología de viaje temporal. Bruce Banner volvía a controlar a Hulk, por lo que el Líder no le consideró una amenaza y partió al pasado tras programar a Omnivac para que enviara a cualquiera que intentara impedir sus planes a distintos puntos del pasado. 
Mientras los Vengadores caían en aquella trampa, Hulk y Hulka resultaron inmunes a la trampa gracias a sus poderes gamma. Ambos obligaron a Omnivac a enviarles a rescatar a los Vengadores, que se enfrentaron al Líder arrojándolo al interior de un volcán prehistórico. Sin embargo el Líder logró sobrevivir de nuevo gracias a un mecanismo oculto de teletransportación. Traicionada por Omnivac, Jackdaw desmanteló la inteligencia artificial para que no pudiera impedir el regreso de los Vengadores. Tras esto, el Líder fracasó en un intento de hacerse con el poder de Kimara en Canadá gracias a Alpha Flight.
Con el tiempo, la mutación del Líder se desestabilizó y el villano revirtió a su forma humana. En busca de un modo de recuperar su intelecto superior, absorbió la radiación gamma que había transformado a Rick Jones en un nuevo Hulk. De esta forma Sam Stern se convirtió de nuevo en el Líder, aunque con una nueva apariencia y un vínculo psíquico con Jones. Procedió a capturar a John LaRoquette y Craig Saunders, antiguos miembros de los Hulkbusters, lavarles el cerebro, y entregarles armaduras de alta tecnología que les convirtieron en sus esclavos Roca y Redentor. Utilizándoles, el Líder robó la bomba gamma de una base militar y la detonó en Middletown, Arizona, acabando con la vida de alrededor de cinco mil personas. Los cinco supervivientes de Middletown sufrieron mutaciones sobrehumanas debido a la radiación. El Líder reunió a los supervivientes y les engañó para que creyeran que él les había salvado de la destrucción Middletown. De esta forma se convirtieron en sus sirvientes, formando el equipo conocido como Escuadrón Rebelde. Tras esto, el Líder creó una ciudad llamada Freehold, aislada en las llanuras del hielo del norte de Canadá. Procedió a reclutar a personas de todo el mundo que estaban enfermas o muriendo por radiación para que se unieran a aquella nueva comunidad. Los ciudadanos de Freehold desconocían los planes diabólicos del Líder, al que llegaron a considerar su salvador. 
El villano declaró que Freehold se convertiría en la base de una nueva sociedad, después de que la polución y la guerra hubieron exterminado al resto de la humanidad. Pero en realidad el Líder estaba usando a algunas las víctimas de radiación en sus experimentos. Cuando su hermano adquirió poderes y se convirtió en el villano psicótico conocido como Loco, el Líder le consideró una amenaza potencial. A pesar de esto no se mostró dispuesto a matar a su propio hermano, y se limitó a informar a Hulk de su paradero para que su enemigo realizara su trabajo sucio.
Cuando la organización terrorista Hydra amenazó a Freehold, el Líder buscó la ayuda del Panteón, un grupo de héroes que se habían aliado con Hulk. Tras esto el Líder dirigió a sus seguidores en un ataque sobre la base de la Montaña del Panteón. La gran batalla que se provocó fue detenida cuando Agamenón, líder del Panteón, llegó a un acuerdo con el Líder aceptando ayudarle. Esto provocó la ira de Hulk. El conflicto del Líder con Hydra también coincidió con otro evento. Todavía compartiendo un vínculo psíquico con Rick Jones, el Líder se vio afectado por el dolor que el joven sentía tras la reciente muerte de su novia Marlo Chandler. El Líder contactó con Jones y le ofreció restaurar su vida, usando el poder de uno de sus seguidores, el Hombre Alma. La intención del Líder era la de utilizar a Jones contra Hulk, al mismo tiempo que analizaba los poderes del Hombre Alma con la esperanza de encontrar el modo de convertirse en inmortal. Cuando Hydra lanzó su ataque sobre Freehold, Hulk también reapareció y atacó al Líder, interrumpiendo el proceso que devolvería a Marlo Chandler a la vida. El Líder y su ejército fueron  derrotados; y Hulk utilizó al villano como escudo para detener las balas de Redentor, antes de arrojarle hacia una explosión masiva.
El Líder sobrevivió en forma no corpórea y controló mentalmente a Omnibus, uno de los mutados gamma de Freehold. 
Le utilizó para crear una organización terrorista llamada la Alianza, con la que planeaba desestabilizar el mundo empujándolo a la guerra. Sin embargo, fue derrotado por Hulk una vez más. Los ciudadanos de Freehold se negaron a creer a Omnibus cuando aseguró haber sido controlado por el Líder, y lo exiliaron para que falleciera en la nieve. Tiempo después, cuando Banner se estaba muriendo de esclerosis, Hulk fue mentalmente convocado por el Líder, que había recreado su cuerpo utilizando las células de animales muertos y la flora local. El villano le informó de que estaba a punto de trascender el plano mortal, y le entregó una cura para la enfermedad de Banner antes de partir. Sin embargo, algo salió mal en el momento crítico, y el cuerpo del Líder explotó.
El Líder sobrevivió pero su cuerpo comenzó a deteriorarse dejando solamente su cabeza flotando en un tanque, en una de sus bases en California. Desarrolló un plan para utilizar el ADN de Hulk para crear un nuevo cuerpo de gran fuerza que pudiera utilizar. Para ello envió a varios agentes para que obtuvieran una muestra de sangre de Hulk. Los agentes accedieron a la misión sin saber que trabajaban para el Líder, que mientras tanto logró incriminar a Hulk en el asesinato del joven Ricky Myers. El Líder envió a los agentes Sandra Verdugo, Jink Slater, y Pratt en su persecución. Cuando los tres agentes fracasaron, el Líder liberó a la Abominación y le envió contra Hulk utilizando a su esposa, Nadia Blonsky, para ganarse la confianza de Banner. Sin embargo Nadia no tardó en volverse contra el plan y decidió advertir a Banner. Cuando la Abominación fue derrotada, el Líder envió a los Krill, androides reptilianos diseñado para obtener la muestra de sangre. Uno de los Krill pudo hacerse con una muestra de sangre, pero Hulk le siguió hasta la base de los agentes y la destruyó. Debido a este suceso el Líder abandonó su plan de construirse un cuerpo con el ADN de Hulk, y decidió por borrarle la mente y poseer el cuerpo original de forma directa. 
Se aprovechó la mente agotada de Banner y logró poseer el cuerpo de su enemigo brevemente, llevándole hasta su ubicación para iniciar el proceso que le permitiría poseer el cuerpo de forma permanente. Sin embargo el plan fracasó gracias a la intervención de Betty Ross, Nadia Blonsky, Doc Samson e Iron Man, que destruyeron el tanque que contenía la cabeza del Líder abortando el proceso. Lamentablemente Nadia perdió la vida.
Tras su derrota el Líder recuperó su antiguo cuerpo de forma no revelada y se retiró a una base oculta en el desierto de Nuevo México. Sin embargo fue descubierto por Clay Quatermain y un nuevo equipo de Hulkbusters, que lograron capturarle tras una breve batalla. El Líder fue sometido a juicio por sus crímenes, pero su abogada convenció al jurado de que el villano era víctima de la radiación gamma, que no le permitía controlar sus acciones. Gracias a esto, el Líder consiguió un veredicto de inocencia. Tras el ataque de Hulk y sus Guerreros sobre la Ciudad de Nueva York, el Líder llevó a sus aliados al desierto de Nuevo México en busca de un gran poder. Usando la tecnología desarrollada por el joven genio Amadeus Cho, el Líder creó una gran cúpula de radiación gamma al absorber la del guerrero Hiroim. La cúpula absorbía su poder de forma constante, y el Líder también absorbió parte del mismo adquiriendo los poderes tectónicos de Hiroim brevemente. Cuando Hiroim pereció sus poderes fueron transferidos a Katherine Waynesboro, agente de SHIELD que logró derrotar al Líder nuevamente drenando su cuerpo de toda radiación. Debido a esto, perdió sus poderes.
Hulk Rojo, el General Ross,  decidió darle a Sterns un tratamiento de radiación gamma roja para devolverles sus poderes y utilizarle como agente. 
Sin embargo Stern fue asesinado por el Castigador cuando este descubrió haber sido utilizado. Hulk Rojo sometió el cadáver al tratamiento gamma, logrando devolverle la vida. Sin embargo la piel del Líder había obtenido un tono rojizo, por lo que pasó a ser conocido como Líder Rojo. El villano se convirtió en miembro de los Thunderbolts de Ross. Sin embargo resultó ser más inestable de lo habitual. Cuando el Castigador quiso abandonar a los Thunderbolts, el Líder Rojo hizo explotar sabiendo que lograría sobrevivir y culparía a Ross del atentado. Con el tiempo los Thunderbolts de Ross se disolvieron, pero el Líder Rojo ya había logrado forjar un imperio criminal en Kata Jaya. Vivió rodeado de lujos y llegó a enamorarse de una joven llamada Caitlin, que terminó por traicionarle a los Vengadores y sus antiguos compañeros de los Thunderbolts. Fue enviado a prisión, donde el Castigador utilizó el cráneo del Motorista Fantasma para someterle a la tortura  de su Mirada de Penitencia. Con el tiempo, Mefisto liberó al Líder Rojo de esa tortura.
Cuando Doc Green, la nueva personalidad de Hulk, decidió neutralizar a los mutados gamma del planeta, el Líder Rojo fue uno de sus objetivos. El Líder Rojo había logrado escapar del infierno de Mefisto, al que había traicionado, y se había interesado por las artes ocultas. Las utilizó para eliminar sus habilidades gamma. Sin embargo Gammon, una inteligencia artificial duplicada de Doc Creen aplicó una contramedida contra ese proceso. Como resultado, el cuerpo del Líder Rojo volvió a tener un tono verdoso, revirtiendo a su personalidad del Líder. El villano decidió aliarse con Gammon tras esto.

EN EL CINE:
- Tim Blake Nelson interpretó al personaje en la película “El Increíble Hulk” (2008).

No hay comentarios:

Publicar un comentario