Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlas en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics"

domingo, 2 de octubre de 2011

MARTINEX

NOMBRE EN INGLES
Martinex
NOMBRE VERDADERO
Martinex T’Naga
LUGAR DE NACIMIENTO
Centro Cerbero, Planeta Plutón, Realidad-691
AFILIACIONES
Guardianes de la Galaxia (Realidad-691), Vengadores (Honorario), Guardianes Galácticos (Realidad-691)
OTROS ALIAS
Ninguno
FAMILIA
Señor T’Naga (Padre, fallecido), Señora T’Naga (Madre, fallecida)
PRIMERA APARICIÓN
Marvel Super-Heroes # 18 (Enero, 1969)
CREADORES
Arnold Drake & Gene Colan

PODERES/HABILIDADES
El cuerpo de Martinex está compuesto de un complejo cristal orgánico de isotopos de silicona. Este le proporciona una fuerza incrementada que le permite levantar hasta una tonelada de peso, así como gran velocidad y resistencia. Es capaz de soportar temperaturas extremas, y su cuerpo solo puede fundirse a la temperatura de mil cuatrocientos grados centígrados. Es capaz de operar perfectamente en el clima helado de Plutón, en temperaturas de casi trescientos grados centígrados bajo cero. No requiere de aire para respirar, y es capaz de operar cómodamente en el vacío del espacio. Es capaz de ver en la más absoluta oscuridad, aunque es igualmente cómodo en la luz normal.
Posee un control absoluto sobre su temperatura corporal, y como efecto secundario es capaz de generar rayos bio-termales. La capa exterior de su piel cristalina contiene dos complejas impurezas artificiales capaces de funcionar como un láser, el cual puede convertir la luz en rayos energéticos de dos frecuencias. Una de esas frecuencias caliente cualquier cosa que desee, al encontrarse en el espectro electromagnético infrarrojo. La otra frecuencia que genera reduce la energía termal al absorber energía, congelando sus objetivos. Emite rayos de calor a través de su mano derecha, y rayos congelantes a través de su mano izquierda.

HISTORIA
En el año 2001 de la Realidad-691, extraterrestres establecidos en el Planeta Marte habían conquistado la Tierra, pero fueron expulsados tras una rebelión en el año 2075. Siglos después, se creó un gobierno global en el año 2553. Unida y tecnológicamente avanzada, la Tierra comenzó a expandirse por el espacio. Subespecies humanas creadas mediante la ingeniería genética comenzaron a colonizar los planetas Mercurio, Júpiter y Plutón. Durante la década de 2900, naves capaces de alcanzar la velocidad de la luz fundaron la primera colonia interestelar en el Planeta Centauri IV, donde coexistieron con los nativos del planeta en el año 2960. En el año 3000, los cuatro mundos colonizados y la Tierra se unieron para formar la Federación Unida de la Tierra, comenzado una nueva era dorada de paz y prosperidad.
La colonia de la Tierra en el Planeta Plutón, establecida alrededor del año 2800, fue poblada por humanos creados mediante ingeniería genética. Sus cuerpos se transformaron en una forma cristalina orgánica, capaz de manipular la energía termal y sobrevivir en el ambiente carente de aire, congelado y oscuro del planeta. 
La primera generación de Pluvianos se presentaron voluntarios para ese proceso de conversión La mayoría eran científicos como el matrimonio T’Naga. El hijo de ambos, Martinex, nació en el año 2986. Serio, diligente y extremadamente inteligente, Martinex prosperó en la colonia de Plutón, la cual estaba dedicada a la investigación y experimentación científica. Martinex consiguió múltiples carreras avanzadas, hasta que fue aceptado en la Academia Técnica Pluviana, siguiendo los pasos de sus padres. Se convirtió en técnico como sus padres, trabajando en el laboratorio de Caronte, la luna más grande de Plutón.
La edad dorada de la Federación Unida de la Tierra terminó de forma abrupta en el año 3006, debido a la invasión de la Hermandad de los Badoon, extraterrestres reptilianos. Tecnológicamente avanzados y brutalmente salvajes, los Badoon terminaron por conquistar toda la Federación en el año 3007, exterminando prácticamente a toda la población de Centauri IV, Mercurio, Júpiter y Plutón. Los escasos supervivientes fueron esclavizados así como los habitantes de la Tierra. Justo antes del comienzo de la invasión Badoon, Martinex había estado trabajando hasta tarde en su laboratorio de Caronte, cuando una explosión destruyó las instalaciones dejándole sepultado e inconsciente bajo los escombros. 
Para cuando se recuperó, la colonia Pluviana había sido evacuada, al ser advertida del ataque Badoon. Sin embargo, los Badoon destruyeron la nave de evacuación cuando partió, matando a todos los que se encontraban a bordo. Aparentemente el último de su raza, Martinex decidió contratacar a los asesinos de su pueblo. En lugar de escapar de Plutón, ocupado por los Badoon, pasó dos meses oculto, destruyendo y saboteando una serie de complejos industriales e instalaciones científicas para mantenerles ocupados.
El aventurero cósmico conocido como Halcón Estelar sabía que Martinex tenía un importante destino que llevar a cabo. Debido a esto, persiguió a las tropas Badoon sin cesar con la intención capturar al saboteador Pluviano, quien ignoraba la presencia de Halcón Estelar. Éste también guio en secreto al militar Joviano conocido como Charlie-27, último superviviente de Júpiter, hasta el Planeta Plutón. Martinex había finalizado su campaña de sabotajes y estaba listo para abandonar Plutón, cuando la llegada de Charlie-27 provocó que ambos rebeldes fueran perseguidos por los Badoon. 
Martinex cubrió su fuga activando sirvientes robóticos a distancia, para que atacaran a los Badoon. Charlie y Martinex se teletransportaron a la Tierra, donde unieron sus fuerzas con otros dos rebeldes. Uno era Vance Astro, astronauta humano con poderes psicoquinéticos, y el otro Yondu Udonta, y místico y primitivo guerrero de Centauri IV y último superviviente de su raza. Los cuatro se enfrentaron a las tropas Badoon y llegaron a un lugar seguro con la ayuda del oculto Halcón Estelar, quien había manipulado todos los eventos para que los cuatro se encontraran. Tras esto, los cuatro rebeldes fundaron el equipo conocido como Guardianes de la Galaxia.
Inicialmente, Martinex desconfiaba de sus nuevos aliados, ya que los habitantes terráqueos de la Federación tenían prejuicios hacia los Pluvianos. Sin embargo, logró forjar una sólida amistad con sus compañeros con el paso del tiempo. Siembre basándose en la lógica, Martinex servía como la voz de la razón dentro del grupo volátil durante sus años de conflictos contra los Badoon. Los Guardianes recibieron la breve ayuda del Capitán América, Sharon Carter, la Cosa y los Defensores de la era moderna de Tierra-616. Halcón Estelar también reveló su presencia uniéndose al equipo, y los Guardianes acabaron liderando a la humanidad contra los Badoon. La batalla final tuvo lugar en el año 3015, en la capital gubernamental de la Tierra en Nueva Moscú. Allí, los Guardianes y los rebeldes derrotaron a las fuerzas Badoon. Martinex ejecutó a Koord, emperador de los Badoon, durante la batalla, reduciéndolo a cenizas.
A pesar de su victoria, los Guardianes tuvieron dificultades para adaptarse al periodo de la postguerra en la Tierra. En parte se debía a que los supervivientes tenían dificultades para aceptar a quienes consideraban extraños, incluso los escasos supervivientes de sus colonias de origen. 
Martinex se había establecido brevemente en Berlín, lugar de nacimiento de su gente, donde se unió a otros científicos para tratar de reconstruir el laboratorio técnico más grande de la Tierra, destruido durante la rebelión. Los recursos de la postguerra se empleaban en proporcionar hogar a los ciudadanos; pero otros recursos tecnológicos como la biblioteca habían quedado en ruinas. Sorprendido ante la pérdida potencial de todo conocimiento, Martinex se sintió todavía más fuera de lugar entre los seres humanos normales, percatándose de que incluso sus compañeros científicos estaban incomodos en su compañía. Los Guardianes volvieron a reunirse para aceptar la oferta de Halcón Estelar de convertirse en exploradores del espacio.
Al equipo se unió la última superviviente de Mercurio, Nikki, y Aleta, esposa de Halcón Estelar, con quien compartía el mismo cuerpo desde hacía años. Los Guardianes visitaron el planeta sanatorio Asilo; destruyeron a la entidad cósmica Karanada, identidad del Hombre Topográfico. También se enfrentaron a los Saqueadores de Arcturus, y recuperaron la estación espacial Drydock, la cual se convirtió en su nueva base móvil de operaciones. Poco después, los Guardianes derrotaron al criminal ciborg Korvac y sus Secuaces de la Amenaza, con la ayuda de Thor, procedente de la era moderna de Tierra-616. Cuando Korvac escapó a la era moderna de Tierra-616, los Guardianes le siguieron allí y formaron una alianza con los Vengadores. También protegieron al joven Vance Astrovik de aquella era, considerándole un posible objetivo de Korvac. 
Durante su estancia, los Guardianes se convirtieron en miembros honorarios de los Vengadores, junto a los que lucharon en una batalla final contra Korvac. Éste terminó por suicidarse de forma aparente, al percatarse de que sus planes de conquistar el universo iban a fracasar.
De regreso a la Realidad-691, los Guardianes impidieron varios intentos de resurrección de Korvac en distintos periodos temporales con la ayuda de varios aliados. De regreso en el siglo XXXI, el equipo reanudó sus viajes de exploración espacial. Para aquel entonces, Martinex se había convertido en el nuevo líder de los Guardianes, muy a su pesar. Esa decisión se tomó debido a que Martinex se había convertido en el miembro más apreciado y respetado en el equipo. En el año 3017, Yondu encontró el Libro de Antag, el cual contenía pistas sobre la ubicación del legendario escudo del Capitán América. Los Guardianes se embarcaron en la búsqueda del escudo. Durante la misión, se aliaron con el Señor del Fuego para proteger el Planeta Courg de los Stark, extraterrestres hostiles y armados con tecnología derivada de las creaciones de Anthony Stark de la Tierra. Martinex resultó herido por las armas de los Stark durante la batalla, perdiendo algunos cristales exteriores de su pecho.
La búsqueda del escudo del Capitán América llevó a los Guardianes hasta un planeta habitado solamente por la inteligencia artificial conocida como Mainframe. Antiguamente el héroe conocido como Visión, Mainframe había abandonado la Tierra tras la invasión Marciana del año 2001, con la intención de reclutar a una comunidad de mutantes que habían escapado del planeta. 
La búsqueda le había llevado a un planeta deshabitado y mecanizado, cuyos habitantes habían partido por temor al devorador Galactus. Al habitar y mantener los sistemas computarizados del planeta, la Visión había terminado por abandonar su cuerpo convirtiéndose en Mainframe, cuidador del planeta. Con el paso del tiempo, localizó la colonia mutante en el Planeta Haven, pero desistió en su intento de reclutarles al haber abandonado toda actividad física, y porque la amenaza Marciana sobre la Tierra había finalizado. El escudo del Capitán América había permanecido oculto durante siglos en el planeta de Mainframe, y Antag había sido el responsable. Antag había dejado atrás pistas sobre el paradero del escudo. Dichas pistas llevaron a los Guardianes hasta el planeta, pero también atrajeron al equipo de mercenarios conocidos como Fuerza, entre cuyos miembros se encontraba Brahl, antiguo secuaz de Korvac.
Mainframe hizo que los Guardianes y Fuerza se enfrentaran en combate para determinar quién era digno de poseer el escudo. Deseoso de venganza, Brahl hirió a Martinex, quebrando gran parte de su piel cristalina. Martinex estuvo a punto de morir, pero la luz regenerativa de Halcón Estelar le sanó lo suficiente como para que siguiera con vida. Los Guardianes fueron declarados dignos de recibir el escudo tras mostrar una moralidad superior en combate; y Vance Astro fue quien recibió el escudo. Mainframe también rebeló la ubicación de Haven, colonia de los mutantes perdidos de la Tierra. Los Guardianes llevaban tiempo buscando la colonia, y se dirigieron allí inmediatamente. Durante el viaje, Halcón Estelar continuó ayudando a Martinex a recuperarse. 
Martinex reaccionó desprendiéndose de su piel cristalina original, revelando otra piel cristalina más suave y de color púrpura bajo la misma. Durante el proceso de sanación, Halcón Estelar decidió revelar a Martinex su origen y la naturaleza de sus conocimientos proféticos. Totalmente recuperado, Martinex intentó apoyar más a Halcón Estelar, animando al resto de los Guardianes a confiar en él.
Cada vez más preocupado acerca de la efectividad de los Guardianes, y preguntándose cuanto podía lograr un grupo tan pequeño, Martinex intentó convencer a Vance en vano para que se convirtiera en líder del equipo. También comenzó a considerar la idea de expandir a los Guardianes, consultando la idea a distancia con Mainframe. Cuando los Guardianes llegaron a Haven, descubrieron que la colonia de mutantes era ahora una minoría entre una población de humanos, aunque reinaban sobre el planeta mediante el uso de la tiranía. Los Guardianes se unieron a la resistencia antimutante de Haven, incluyendo a la joven metamorfa Réplica, quien más adelante resultaría ser Skrull y Giraud. Éste último era un ser humano normal que se convirtió en una entidad cósmica cuando Halcón Estelar le ayudó a fusionarse con la Fuerza Fénix, convirtiéndose en el noveno Fénix. Juntos, los Guardianes, Réplica, Fénix y otros rebeldes derrotaron a los dictadores mutantes de Haven. Geotérmicamente inestable, el planeta explotó en el proceso, pero Halcón Estelar, Fénix y Mainframe unieron sus fuerzas para transportar a la población humana al planeta de Mainframe, otorgándoles un nuevo mundo.
Agradecida, Réplica se unió a los Guardianes, donde fue entrenada y apoyada por Martinex, a pesar de los prejuicios irracionales de Nikki hacia la joven. En el Planeta Sarka, los Guardianes se encontraron con Wileaydus, último sacerdote de una fe perseguida por la Iglesia Universal de la Verdad. Wileaydus les confundió con servidores de la Iglesia Universal y les atacó, usando su forma sobrenatural del Espíritu de la Venganza. 
La pelea se prolongó cuando Réplica, creyente de la Iglesia Universal, también le atacó. Más adelante, cuando oficiales de la Iglesia Universal arrestaron a los Guardianes con la intención de convertirles, estos escaparon con la ayuda del Espíritu de la Venganza e incluso la insegura Réplica, quien temía acabar condenada por ponerse del lado de los Guardianes en contra de la Iglesia Universal. Sus temores se aliviaron cuando terminó por abandonar a los Guardianes para servir como acompañante del Protegido, a quien la Iglesia Universal veneraba como a un dios viviente. El Protegido había exigido dicho servicio de Réplica, a cambio de perdonar la vida de los Guardianes.
En el año 3018, los Guardianes regresaron a la Tierra, pero se encontraron con el planeta en ruinas una vez más, víctimas de tecnología de entretenimiento de realidad virtual. El programa era adictivo y había exterminado a gran parte de la población, mientras una banda callejera conocida como los Castigadores luchaba contra otras por el control del planeta. Los Guardianes se aliaron con Tarin, líder de la banda de los Comandantes, que deseaban restaurar el orden. Sin embargo, Martinex pensaba que los objetivos de los Guardianes eran demasiado cortos de miras. 
Debido a esto, decidió abandonar al equipo para dedicarse en pleno a su plan de expandir a los Guardianes de la Galaxia como una organización más extensa. 
Convenció a Vance para que asumiera el liderazgo de los Guardianes, y regresó al planeta de Mainframe. De camino, visitó el Planeta Courg, descubriendo que había sido devastado debido a enfermedades traídas por los Stark, y más adelante por ataques vengativos de los mismos. Martinex llevó al único superviviente, Atur, al mundo de Mainframe. Martinex esperaba que al expandir a los Guardianes de la Galaxia pudiera evitar más tragedias de esa naturaleza.
Cuando Mainframe fue infectado por el antiguo virus informático Ultra-Max, los mundos de sus sistemas solares se sumieron en el caos. En parte era debido a una misteriosa energía de drenaje que ya le estaba afectando. Ese drenaje era provocado por la banda criminal conocida como los Intimidadores. Dicha banda estaba compuesta por Brahl y otros antiguos sirvientes de Korvac. Estaban utilizando a Mainframe para dar poder  aun programa diseñado para resucitar a Korvac, pero terminaron por crear un demente hibrido de Korvac y Mainframe. Incapaz de contactar con los Guardianes de la Galaxia, Martinex logró derrotar al Korvac artificial con la ayuda del Espíritu de la Venganza, Fénix, el Señor del Fuego, Réplica y el hombre de energía iónica conocido como Hollywood. Juntos, formaron los Guardianes Galácticos, primer equipo de expansión de los Guardianes de la Galaxia. Estableciendo su base en el planeta de Mainframe, quien también se unió a ellos, y se enfrentaron a amenazas como Bubonicus, Ubiquitor y sus secuaces Ganglia, Hazmat, Savanty, y Silverback. También lucharon junto a los Guardianes de la Galaxia para derrotar a Dormammu. 
En una de sus misiones, recibieron la ayuda del guerrero Asgardiano Woden, hijo de Thor. Para aquel entonces, la piel de Martinex había comenzado a recristalizarse, recuperando su apariencia original.Surgieron tensiones entre Martinex y Vance en relación a la dirección de sus respectivos equipos. Vance se mostraba en contra de como Martinex monitoreaba y evaluaba las actividades del equipo original. Aleta convenció a ambos líderes a que solventaran sus diferencias, cuando Martinex la ayudó a analizar el nuevo traje de contención de Vance. Martinex y Hollywood se transfirieron a los Guardianes de la Galaxia de nuevo para una nueva misión. El equipo estaba entonces liderado por Charlie-27. La misión consistía en viajar al pasado para impedir la invasión de Marte sobre la Tierra en el año 2001. Sin embargo, los Guardianes eran conscientes de que lo único que probablemente conseguirían, sería crear una divergencia o línea temporal alternativa, en la que la Tierra no cayera en manos de los Marcianos. Los Guardianes tuvieron éxito, creando una línea temporal nueva en la que los Marcianos no conquistaban la Tierra. Sin embargo, Wormhole, antiguo enemigo de los Guardianes, provocó que los héroes acabaran perdidos en el tiempo y el espacio. Martinex resurgió junto a los Guardianes en la era moderna de Tierra-616, donde tuvieron un encuentro conflictivo con los Nuevos Guerreros.

EN EL CINE: 
- Michael Rosenbaum  interpretó al personaje en la película "Guardianes de la Galaxia Vol. 2" (2017).

No hay comentarios:

Publicar un comentario