Todas las fichas han sido redactadas por un servidor. No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. No duraré en tomar las acciones pertinentes en dichos casos.

- No acepto peticiones, ni preguntas de cuando una ficha u otra va a ser realizada. Los mensajes con faltas de respeto o correcciones incorrectas serán ignorados.

- En la barra derecha se puede encontrar un índice de "Marvel" y Personajes "DC Comics" (fichas previas a "The New 52")

miércoles, 21 de mayo de 2014

MEFISTO

NOMBRE EN INGLES
Mephisto
NOMBRE VERDADERO
Mefisto
LUGAR DE NACIMIENTO
Desconocido
AFILIACIONES
Señores del Infierno, Hermandad de los Seis Dedos, Legión de los Condenados
OTROS ALIAS
Beelzebub, el Diablo, Legión, Lucifer, Mefistófeles, Jack Scratch, Nick Scratch, Old Nick, Satán, Adversario, Gran Corruptor, Devorador de Almas, Señor del Reino de las Almas Perdidas, Su Majestad Satánica, Mal Encarnado, Señor Oscuro de todo lo Malvado, Maestro de la Malicia, Guardian de los Siete Pecados, Serpiente, Espíritu de las Mentiras Universales, Mensajero, Amigo, e infinidad de títulos más
FAMILIA
Corazón Negro (Hijo), Mefista (Hija)
PRIMERA APARICIÓN
Silver Surfer # 3 (Diciembre, 1968)
CREADORES
Stan Lee & Sal Buscema
 
PODERES/HABILIDADES
Mefisto es una entidad sobrenatural de inmenso poder. Maneja grandes cantidades de energía mística para la manipulación de la materia, la proyección astral, la levitación, la telepatía, teletransportación, invisibilidad, proyección de ilusiones, alteración de su apariencia, cambio de tamaño, y apertura de portales interdimensionales, espaciales o temporales. Es capaz de canalizar su energía para desarrollar una inmensa fuerza física, así como otros tipos de poderes. Sin ser omnisciente, es capaz de sentir o ver virtualmente cualquier cosa del universo físico, y de otros reinos también. Aunque sus habilidades parecen ser virtualmente ilimitadas, no puede subyugar a otro ser a su voluntad sin la sumisión voluntaria de este, o bajo un designado trato o contrato.  
Tiene la habilidad de capturar las almas de los humanos que han fallecido recientemente, aunque no se ha revelado el proceso mediante el cual lo logra. Sin embargo, la distribución de las almas depende mucho de las creencias de la persona fallecida, y a menudo se dividen en los diferentes panteones de los dioses de la muerte. Las almas bajo su control están obligadas a cumplir sus designios, aunque algunas han logrado revelarse. Gran parte de su poder está ligado a su reino o panteón y al número de almas que posee en el mismo. Dentro de su reino, Mefisto es virtualmente todopoderoso, y es capaz de controlar el paisaje y ambiente del mismo.
Aunque puede influenciar los pensamientos ajenos, no es capaz de controlarlos. Su forma y sustancia proceden del mal, por lo que Mefisto es inmortal. No necesita comer, dormir o respirar; y es inmune al paso del tiempo ya las enfermedades. Aunque puede sufrir heridas a través de ataques exteriores, puede regenerarse virtualmente al instante. Incluso si es aparentemente asesinado o su esencia es dispersada o destruida, en poco tiempo recuperara su forma y poder debido a los pensamientos y actos malvados del universo.
 
HISTORIA
Mefisto es uno de los Señores del Infierno, demonios que gobiernan inframundos ardientes. Billones de años atrás, la gran mayoría de los Dioses Antiguos, primeras formas de vida en la Tierra, degeneraron para convertirse en demonios y fueron consumidos, asesinados o arrastrados del plano mortal por el monstruoso Demogorge, quien se desprendió de estas energías y se fundió con el sol. Con el paso del tiempo, Estas energías primitivas produjeron una nueva raza de demonios, formados por los deseos inconscientes de sus primeros adoradores humanos. Mefisto y sus compañeros capitalizaron la creencia humana en un solo señor del mal, Satán.
Cada uno de ellos reclamó ser Satán y nombró como Infierno a su reino. También se crearon alianzas con Señores Demonios en por todo los reinos. Adicionalmente, Mefisto se hizo con poder e influencia universal al afiliarse con la raza demoníaca creada en el amanecer del universo, a manos del ser que se convirtió en las Gemas del Infinito.
Mefisto compitió contra demonios rivales, Reinos Celestiales y dioses de la muerte procedentes de diferentes panteones para hacerse con las suficientes almas dentro de su inframundo, ya que las almas suponían más poder e influencia. Mefisto se hizo con muchas almas mediante promesas de inmortalidad, poder, riqueza material o deseos físicos. Gracias a esto, se convirtió en uno de los gobernantes prominentes del inframundo, haciéndose con un gran número de demonios sirvientes. Milenios atrás, un despechado Mefisto tomó al amante de su soldado Oscuram, Spohrrinox, como su prometida. Oscuram le declaró la guerra a Mefisto durante siglos, hasta que Mefisto la engaño para que asesinara a Spohrrinox, a quien la había dado su apariencia. Como Amor Oscuro, Oscuram fue maldecido por Mefisto para siempre realizar actos opuestos al de amar, y quedó aprisionado dentro de una página indestructible de hechizos que formaría parte del tomo Darkhold. 
Dos mil años atrás, Mefisto se percató de que el demonio Zarathos llevaba a cabo una campaña de expansión, y estaba consumiendo almas que por derecho pertenecían a los Señores del Infierno, así como reclutando numerosos seguidores en la tierra que sería conocida como Norteamérica. Mefisto respondió al rezo de un príncipe nativo para salvar a su capturada princesa, haciéndose con el alma del príncipe, y dejándole inmune al poder de Zarathos. Esto provocó que Zarathos perdiera influencia entre sus adoradores, gracias a lo cual Mefisto logró esclavizar al debilitado Zarathos.
El príncipe, sin alma, ni fue capaz de amar y con el tiempo se convirtió en Centurius, robando almas ajenas para obtener uno nuevo para sí mismo. Al saber que Zarathos estaba conectado a los Espíritus de la Venganza de antes del Cataclismo, Mefisto borró periódicamente los recuerdos de Zarathos, al que unió a varios sirvientes humanos, que sirvieron a la causa de Mefisto como sus propios espíritus de venganza.
En el siglo sexto, la hechicera Morgana Le Fay escapó del viajero temporal Hombre de Hierro, refugiándose en el reino de Mefisto a cambio de un fragmento de la espada Excalibur. En una aventura posterior, el viajero temporal Doctor Muerte entregó al Hombre de Hierro a Mefisto a cambio del fragmento, consiguiendo la posesión de Morgana en el proceso. Sin embargo, el Hombre de Hierro no tardó en escapar de las garras de Mefisto. En el año 987, Mefisto le concedió la inmortalidad a la Secta inglesa de Chasidm a cambio de una rápida entrega de varias almas. En el año 1349, Mefisto perdió en un juego contra Mortigan Goth, quien había apostado su alma por la inmortalidad para sobrevivir a una plaga. Realizando un contrato con el sacerdote Nicholas de Bellrais para que sacrificara a su congregación a cambio de la inmortalidad, Mefisto engañó a Mortigan Goth para que ofreciera su propia alma para salvar a la congregación, aunque no tardaron en morir víctimas de la plaga. Como Immortalis, Goth se enfrentó a Mefisto durante siglos sin que este se enterara para evitar que su alma fuera sometida a tormento.
En España, el Obispo Benedicto de Vica Servertes suplicó por estar con la encantadora Beatriz, aun sabiendo que Dios le prohibía el amor físico. A cambio del aloma de Servertes, Mefisto llevó a Beatriz ante él, pero la convirtió en una monja. Enloquecido, Servertes sacrificó a Beatriz para otorgar poder mágico a una armadura que ocultara su alma. Como Brass Bishop, Servertes asesinó a Dargill, sirviente de Mefisto y exigió que se anulara el contrato. Sin embargo, Mefisto solo accedió a intercambiar el lama de Beatriz, residiendo en el Cielo, por la de Servertes.
Mefisto narró historias de su rival Lucifer, y su caída del Cielo a John Milton, quien escribió el poema “Paraíso Perdido”. Alrededor del año 1700, Mefisto realizó un contrato con el Pastor Destin Kale del pueblo de Patience, aceptando sacrificios de almas a cambio de que la ciudad se viera recompensada con buena fortuna. Cuando las acciones de Destin fueron descubiertas por Magdalena, amante de su hijo Noble, Destin hizo que quemaran a Magdalena acusándola de brujería. Cuando los espíritus del Olimpo conocidas como Furias comenzaron a vengar a las mujeres asesinadas injustamente, atacaron el pueblo de Patience, Destin hizo que Mefisto transformara a Noble en un llameante esqueleto guerrero que aniquiló a las Furias. EL Angel Uriel impidió que Mefisto reclamara el alma del inocente Noble, y ambos llegaron a un compromiso, convirtiendo a Noble en un espíritu de la venganza vengador. Uriel juró que Mefisto no podría tocar a los descendientes de Noble, pero Mefisto no lo necesitó condenando a cada primogénito de la familia a albergar el espíritu de la venganza, más conocido como Jinete Fantasma.
Cuando el obsesionado Capitán Joost van Straaten condujo a la tripulación de su barco a una tormenta fatal, Mefisto le condenó a navegar eternamente como el Fantasma del Holandés Errante. Mefisto le concedió la inmortalidad a Heinrich Faust, quien logró evadir el contrato establecido usando sus dones para el bien. Mefisto compartió sus historias con Johann Wolfgang von Goethe, quien escribiría sus obras de teatro sobre Fausto. Alrededor del año 1800, Mefisto realizó un contrato para resucitar al despiadado cazador de recompensas Lemuel Haskill a cambio de un total de cincuenta almas.
Varias décadas atrás, Mefisto se alió con el resto de los Señores del Infierno para capturar al ambicioso ángel caído Olivier como un humano recién nacido. En la nación europea de Latveria, Cynthia von Muerte convocó a Mefisto para hacerse con poder para vengar a su gente enfrentándose al Baró Sabbat. Cuando su poder acabó von la vida de todo niño en un pueblo, la consternada Cynthia fue asesinada, y Mefisto logró reclamar su alma. Al convertirse en adulto, el hijo de Cynthia, Victor, contactó con el inframundo para liberar a su madre. Al ver cómo era torturada por Mefisto, la maquinaria de Victor explotó dejándole marcado con horrendas cicatrices en el rostro. Años más tarde, Victor se había convertido en el Doctor Muerte y volvió a contactar con Mefisto. Este accedió a enfrentarse a Muerte en un duelo anual por el alma de Cynthia. Cada Solsticio de Verano, el Doctor Muerte se enfrentaba a los demonios de Mefisto, pero siempre fracasaba a la hora de obtener la libertad de su madre.
Alrededor de treinta años atrás, Naomi Kale era la Jinete Fantasma y anfitriona a Noble Kane. Mediante la magia, impidió que su hijo mayor, John Blaze, la sucediera en la maldición. A punto de morir, Mefisto se burló de ella asegurándola que John Blaze seguiría convirtiéndose en otro tipo de Jinete Fantasma, más específicamente el Motorista Fantasma. Añadido a esto, el papel diseñado para John pasaría al siguiente hijo mayor, Barbara, y entonces a su hermano pequeño Daniel cuando Barbara quedó en estado de coma.
En años recientes, Mefisto comenzó a sentirse fascinado por la aparición de los superseres de la Tierra. Quedó particularmente interesado en el espíritu puro de Estela Plateada, cuando este quedó atrapado en la Tierra. Decidió tentarle con poder y placeres físicos, llegando a ofrecerle la posibilidad de reencontrarse con su amada Shalla Bal, quien todavía residía en el Planeta Zenn-La, pero Estela se resistió. Mefisto envió al Fantasma del Holandés Errante contra él, pero inspirado por la nobleza del héroe, el Fantasma renegó de Mefisto. Volviendo a amenazar a Shalla Bal, Mefisto obligó a Estela a convertirse en su sirviente, pero el héroe se rebeló cuando Mefisto intentó engañarle para que matara a Shalla. Tras esto, Mefisto envió a Shalla a Latveria, haciendo creer que era una simple mujer plebeya llamada Helena. Después guio al Doctor Muerte para que la usara para manipular a Estela Plateada, sin que ninguno de los dos se percatara de que era la verdadera Shalla.
Mefisto también intentó derrotar a Thor en repetidas ocasiones. Cuando Odín exilió a Loki al Infierno, sin saber que este había intercambiado de forma con Thor, Mefisto le capturó. Sin embargo, Thor utilizó la magia de Loki para amplificar el poder de su alma divina, provocando gran dolor sobre Mefisto, quien le expulsó del infierno. Mefisto fracasó en repetidas ocasiones intentando capturar el alma de Thor, incluyendo el uso de la Legión Perdida, compuesta por los espíritus de algunos de los más atroces seres humanos.
Cuando Craig Simpson, padre adoptivo de John Blaze, enfermó de cáncer, John intento desesperadamente utilizar un tomo oscuro para convocar a Satán, sin ser consciente de la maldición de su familia. Haciéndose pasar por Satán, Mefisto apareció ante John aceptando su oferta de ser su sirviente para salvar a Craig del cáncer. Sin embargo, Craig terminó por fallecer durante una actuación al intentar saltar sobre veintidós coches en su motocicleta. Cuando Mefisto regresó para reclamar el alma de John, su novia Roxanne logró expulsarle mediante medios místicos. Sin embargo, Mefisto vínculo a Blaze con Zarathos, provocando que por las noches se convirtiera en el Motorista Fantasma, su posible intención desde el principio. Mefisto continuó intentando hacerse con el alma de Blaze, siempre bajo la identidad de “Satán”, enviando a numerosos agentes. También manipuló a Blaze intentado ofrecerle falsas esperanzas, bajo la identidad del Mensajero. Mefisto se alió con el resto de los Señores del Infierno, en una ocasión uniéndose a Marduk Kurios como “Satán”, para enfrentarse al Motorista Fantasma y el rebelde Daimon Hellstrom. Mefisto se unió a otros demonios en una alianza con Plutón, dios de la muerte del Olimpo, para intentar obligar a Zeus a cooperar con sus planes. Sin embargo, Blaze convenció a Zeus de que Plutón probablemente había prometido la muerte del propio Zeus a cambio de su ayuda. Como “Satán”, Mefisto poseyó a James Mandarín y atrajo al Doctor Extraño al Infierno hasta que este logró romper esa influencia.
También bajo la identidad de Satán, Mefisto transformó a Drácula de nuevo en mortal para que su poderoso enemigo el Ángel Dorado abandonara la Tierra. Una vez Drácula hubo aprendido humildad y renunciado a “Satán”, impidiendo su futura entrada en el Infierno, Mefisto restauró sus poderes vampíricos.
Mefisto también intentó asesinar a la empata Topaz antes de que cumpliera veintiún años, momento en el que adquiriría el poder suficiente para destruirle. Sin embargo, una influencia divina le retrasó hasta que el cumpleaños tuvo lugar, y Mefisto se vio obligado a escapar. Más adelante, los agentes de Mefisto atraparon a Topaz en el Infierno, separándola de su forma espiritual con un hechizo en caso de que escapara. Mefisto se unió a Plutón y otros dioses de la muerte como Ahpuch, Ereshkigal, Hela, Seth y Yama para crear un nexo permanente entre todos los inframundos, y así poder disfrutar de un número mayor de almas condenadas. Esta masiva descarga de energía oscura despertó a Demogorge, quien consumió a Mefisto y sus aliados. El valor de Thor logró convencer a Demogorge de que no había llegado el final de la era de los dioses, y este liberó a los que había consumido.
Cuando la entidad cósmica conocida como Eternidad generó fragmentos humanos, la fábrica de la realidad se vio en peligro. Los Señores del Infierno utilizaron a la Mano de Seis Dedos, un culto demoníaco con Mefisto haciéndose pasar como su sexto miembro Maya, para manipular al Doctor Extraño. Este transportó a los Defensores por toda la Tierra para debilitar las barreras dimensionales. Entonces, los Señores del Infierno abrieron portales a la Tierra, y a través de esto enviaron a sus hordas de demonios. Maya reveló ser Mefisto, y los Señores del Infierno retiraron su poder de sus peones, quienes se desvanecieron. Al final, los Señores del Infierno se retiraron a sus reinos, cuando Daimon Hellstrom aceptó a entrenarse en el Inferno bajo la tutela de su padre Satán, lo que parecía haber sido el plan inicial.
Mefisto logró hacerse con el alma de Desmond Pitt, quien había sido transformado por el Doctor Muerte en la criatura Darkoth, y le tentó para que matara a Thor, a cambio de recuperar su vida y poder proteger a su hijo huérfano.
Sin embargo, Thor libró a Pitt de la influencia de Mefisto permitiéndole morir de forma honorable. Cuando el Señor del Infierno rival Asmodeus ofreció a Mefisto liberarle de la carga de Zarathos, Mefisto hizo que Zarathos y Blaze superaran las trampas de Asmodeus y escaparan del Infierno. Tras esto, aniquiló a Asmodeus por su derrota, y se hizo con su reino y sirvientes. Poco después, Centurius intentó vengarse de Zarathos, pero ambos acabaron atrapados en un Cristal Alma que Mefisto reclamó, mientras Blaze era finalmente liberado.
La exorcista Elspeth Cromwell intentó exorcizar a Reed y Susan Richards, a quienes percibía como demonios. Esto permitió que Mefisto capturara las tres almas, junto a la del hijo de los Richards, Franklin. Sin embargo, el joven Franklin utilizó sus inmensos poderes mutantes para destruir a Mefisto. El Infierno fue destruido en un cataclismo que permitió que Topaz escapara, pero su alma se perdió en el infinito. Sin embargo, Mefisto renació gracias a la maldad inherente en la humanidad, y descubrió que su alma se había dividido en seis fragmentos, de los cuales solo poseía uno. Mefisto otorgó poderes a Martin Preston convirtiéndole en el Maestro Pandemónium y le engaño para que buscara los fragmentos haciéndole creer que eran suyos. Mientras tanto, la mutante Bruja Escarlata conectó involuntariamente con dos fragmentos del alma de Mefisto, usándolos para poder quedar embarazada de gemelos, a pesar de estar casada con el androide Visión. Más adelante, dio a luz a Thomas y William.
Al descubrir la aparente muerte de Odín, Mefisto atormentó a Thor manipulando a su antiguo enemigo y al Troll Ulik para que lucharan entre ellos, al tener a Horth, hermano de Ulik como rehén. Durante la lucha entre Thor y Ulik una inocente familia Asgardiana perdió la vida, y Mefisto acabó con la vida de Horth.
Cuando el omnipotente Todopoderoso destruyó temporalmente a la Muerte, Mefisto se hizo con energías utilizadas por el Todopoderoso antes de que regresaran a él. Las usó para dar poder a una maquina capaz de eliminar el poder del Todopoderoso y se alió con entidades cósmicas como la Eternidad, para destruirle. Reunió a noventa y nueve supervillanos a los que denominó su Brigada Oscura, y los envió a destruir al Todopoderoso, pero la Cosa les contuvo hasta que la maquina se sobrecargó. Más adelante, Mefisto intentó que el desilusionado Todopoderoso le diera al universo un día más de vida, y Spiderman, como campeón de Mefisto, se enfrentó a Zarathos como campeón del Todopoderoso, logrando resistir a sus tormentos. Al día siguiente, el Todopoderoso fue aparentemente destruido por el Hombre Molécula mientras intentaba alcanzar la mortalidad.
Más adelante, el Doctor Muerte capturó a Franklin Richards durante el Solsticio de Verano, ofreciéndoselo a Mefisto a cambio del alma de su madre. Sin embargo, Mefisto se vio obligado a Franklin, pues sus poderes volvían a amenazar su existencia. Tiempo después, Hela se hizo con almas de mortales del reino de Mefisto, debilitándole tanto en poder como en el respeto que profería en otros. Mefisto diseñó un complejo plan a través del cual comenzó a obtener almas más valiosas, de la Mujer Invisible, Jedan Grey, Pícara, o el propio Thor.
Al final, Mefisto permitió que Hera pudiera reclamar el espíritu de Thor, sabiendo que este crearía un gran caos en su reino. Estos planes consiguieron que Mefisto consiguiera un equilibrio cósmico restaurando su poder y reino. Más adelante, el Doctor Muerte y el Doctor Extraño se adentraron en el Infierno de Mefisto, donde el Doctor Muerte traicionó al Doctor Extraño para conseguir la libertad de su madre, aunque esta rechazó la oportunidad si era a costa del Doctor Extraño. Muerte liberó al Doctor Extraño, y durante la consecuente batalla con Mefisto la prisión de Cynthia quedó destruida. El espíritu redimido de Cynthia quedó libre para trasladarse a un plano superior.
Cuando el malvado hechicero conocido como el Barón Mordo vendió su alma tanto a Mefisto como a Satannish a cambio de poder, Mefisto envió a su hija Mefista para reclamar a Mordo, pero el Doctor Extraño se lo impidió. Satannish y Mefisto accedieron a luchar contra el plano terrestre para preservar sus reinos, pero el Doctor Extraño les obligó a renunciar al alma de Mordo mediante un hechizo que amenazaba con fundirles en la energía primitiva de la cual habían evolucionado. Mefista quedó atrapada dentro de Topaz, y Satannish se vinculó a Mefista para usarla para acceder al reino de Mefisto y tender una trampa a su rival. Cuando Satannish llegó al reino de Mefisto, ambos se enfrentaron de nuevo, pero el Doctor Extraño provocó que sus ataques se volvieran contra ellos, y tuvieron que retirarse de nuevo.
Mefisto se percató de que el Doctor Extraño había ayudado a salvar a su hija, pero le advirtió que no correspondiera al interés romántico que Mefista había mostrado hacia él.
Mefisto procedió a engañar a Nova, heraldo de Galactus para que entrara en el Infierno, lo que obligó a Estela Plateada a sacrificar su propia alma. Sin embargo, el propio Galactus viajó al Infierno y amenazó con consumir todo el reino, lo que obligó a Mefisto a liberar a los dos prisioneros. Al descubrir que los hijos de la Bruja Escarlata eran dos de los cuatro fragmentos de su alma que aún tenía que encontrar, Master Pandemónium los capturó y se fundió con ellos. Cuando Agatha Harkness localizó los dos fragmentos restantes, Mefisto los reabsorbió todos, pero Harkness rompió el vínculo mágico de la Bruja Escarlata con “sus hijos”. Ya que el poder de la mutante era lo que permitía que los niños existieran, la esencia de los mismos se desvaneció, brevemente dispersando a Mefisto de nuevo.
Mefisto guio a su hijo Corazón Negro en varios planes para que Daredevil y varios de sus aliados cometieran pecados. Todos resistieron varias tentaciones en el Infierno, y cuando Estela Plateada llegó para enfrentarse de nuevo a Mefisto, escaparon a la Tierra. Loki y Mefisto se aliaron para manipular a Thor y provocar que este matara al propio Loki, cuyo espíritu sustituyó al de Odín, sumido entonces en el Sueño de Odín, y permitiendo que Mefisto capturara el espíritu de Odín en el Infierno. Sin embargo, el verdadero objetivo de Mefisto era hacerse con el alma de Loki, para lo cual permitió que Sif restaurara el espíritu de Odín, logrando reclamar el de Loki en su lugar.
Cuando Thanos se hizo con el Guantelete del Infinito y su poder virtualmente inmensurable, Mefisto aseguró pertenecer a la raza de demonios creadas por el progenitor de las Gemas del Infinito. Le prometió a Thanos información secreta sobre las Gemas del Infinito, convirtiéndose en su aliado.
Mefisto fue distraído brevemente por Thule, un Nazi superviviente que había usado tecnología perdida para construir el Ojo de la Fuerza, portal al hogar de los Vril. Thule creía que los Vril eran una raza de extraterrestres que habían poblado la Tierra eones atrás, aunque en realidad eran la elite demoníaca de Mefisto. Cuando Thule abrió el portal mediante sacrificio humano, Mefisto le consumió e intentó devorara a los vigilantes Capa y Puñal, pero sintió que el demonio D’Spayre también intentaba reclamarlos y les permitió escapar. Tras esto, Mefisto aconsejó a Thanos sobre varias formas de agradar a la Muerte, de la cual Thanos estaba enamorado. Cuando los superhéroes de la Tierra se unieron contra Thanos, Mefisto les dio una oportunidad de triunfo convenciendo a Thanos de que impresionara a la Muerte usando una sola Gema del Infinito contra ellos. Aun así, Thanos derrotó a sus enemigos, y cuando las Fuerzas Cósmicas del universo le atacaron, Mefisto intentó robarle el Guantelete. Thanos le aprisionó junto a las Fuerzas Cósmicas, pero su supuesta nieta Nébula le arrebató el Guantelete, y convirtió a Mefisto y las Fuerzas Cósmicas en piedra.
Sin embargo, Adam Warlock reclamó el Guantelete deshaciendo este efecto sobre ellos.
Mefisto utilizó una promesa de prosperidad financiera para engañar a Hulka para que aceptara un contrato, pero la heroína logró evitar el engaño. Tras esto, Mefisto envió al ciborg Jajuga, fusión de tres supervivientes de mundos devorados por Galactus, para que le atacara, y estuvo a punto de incitar a Estela Plateada para que acabara con Jajuga. Corazón Negro intentó reclutar a Dan Ketch, el Castigador y Lobezno para que asesinaran a su padre, pero los tres se negaron a trabajar con él. Mefisto le otorgó al desolado Chris Daniels la convicción suficiente para suicidarse, pero solo podía morir a manos del Motorista Fantasma. Debido a esto, Daniels atacó al héroe repetidamente bajo la identidad de Suicida. Mefisto asesinó a Ranulph Haldane, miembro de la antigua Secta de Chasidm ahora conocida como el Consejo Mys-Tech, por haber realizado planes en su contra. Esto provocó que la hija de Ranulph, Shevaun, se convirtiera en el Angel del Infierno, más adelante Ángel Oscuro, y se opusiera a los planes de Mys-Tech para enviar almas a Mefisto. También ayudó a recopilar miles de fragmentos de almas atrapadas en la Zona Muerta del Infierno, incluyendo la de Ranulph. Mefisto implantó el concepto del “gen de la inmortalidad” en la mente del científico Vernon Mendel, lo que llevó a Mys-Tech a contratar al cazador de recompensas Hacha Negra.
Mefisto intentó reclutar a Hacha Negra como agente, pero Hacha Negra se enfrentó a Mefisto obligándole a que le llevara de regreso a la Tierra. Cuando Corazón Negro intentó manipular a agentes de Mys-Tech para que mataran a Mefisto con espadas forjadas con cristales de antes del Cataclismo, Mefisto le derrotó aprisionando a su hijo.
Cuando Shalla Bal pereció a través de la muerte del inmensamente poderoso Grande, Estela Plateada reclutó a Adam Warlock y su Guardia del Infinito para recuperarla. Aunque Estela ofreció su propia alma a cambio de la de Shalla, Mefisto se la negó considerándole imperfecto, ya que previamente Galactus había manipulado la psique de Estela. La Gema Alma de Adam Warlock le permitió obligar a Mefisto a restaurar el alma de Shalla. Mefisto procedió a intentar hacerse con el alma del aparentemente inmortal Hombre Maravilla, ya que podía ejercer de fuente de poder. Para hacerse con el alma del héroe, amenazó a su parea Alex Flores.
Aliado con Garra Negra, Goliat, el Hombre Mono y Lotus Newmark, Mefisto fue distraído debido a ataques de Corazón Negro, y el Hombre Maravilla logró escapar de su influencia. Con el paso del tiempo se demostró que algunas partes de este conflicto eran inciertas.
Mefisto desvió a Abadon, una fuerza elemental de la naturaleza, de su reino para controlar su poder. Recreada como una entidad individual y tanto debilitada como sorprendida por su nueva consciencia, Abadon estuvo a punto de ser esclavizado por Mefisto antes de usar sus restantes energías para escapar de la Tierra y ocultarse en forma humana. Cuando la Diosa, lado benigno de Adam Warlock, intentó utilizar las Unidades de Contención Cósmica para extinguir toda vida del universo y así acabar con el mal, Mefisto se alió con Adam Warlock y Thanos. Tras la derrota de la Diosa y a cambio de una de las Unidades, Mefisto reveló que necesitaba alcanzar la harmonía universal para abrir los cierres de seguridad de los Cubos Cósmicos para afectar a todo el universo. Thanos le entregó a Mefisto una Unidad, aunque era una no funcional. Cuando Satannish robó las valiosas almas de Lizzie Borden, Lucrecia Borgia, Heinrich Himmler y Joseph Stalin del reino de Mefisto, este se unió a los Vengadores en un ataque sobre el reino de Satannish para recuperarlas. Las almas fueron destruidas en el proceso, y el despechado Mefisto asesinó a la vengadora Pájaro Burlón, aunque en realidad era una Skrull impostora.
Anualmente, Mefisto capturaba al Espíritu de la Navidad para destruirlo, aunque este siempre lograba regenerarse gracias a las emociones y creencias de los humanos que amaban dicha festividad. La infecciosa generosidad del Espíritu de la Navidad llegó a manipular a Mefisto para que liberara el alma de Spiderman, la cual había capturado justamente en una confrontación.
Más adelante, Mefisto puso a Dan Ketch y John Blaze a prueba enfrentándoles a sus sirvientes sin alma. Tras esto, realizó un contrato con el policía Michael Badilino, otorgándole poderes para enfrentarse al Motorista Fantasma. Cuando el Motorista Fantasma frustró el plan de Mefisto de maldecir las almas de estudiantes realizando un sacrificio humano, Mefisto otorgó poderes al joven James Carruthers para que expulsara al Motorista Fantasma del plano mortal a cambio de sanar a su hermano mayor. Sin embargo, el Motorista Fantasma renunció al plano mortal convirtiéndose en Dan Ketch en nombre de James. Debido a esto, Mefisto se vio obligado a sanar a su hermano, y devolver a James a la normalidad.
Haciéndose pasar por una resucitada Nova, Mefisto tentó a Estela Plateada y aparentemente se hizo con su alma, cuando el héroe se ofreció libremente a su amada Nova. Sin embargo, Estela contraatacó salvajemente, y pareció acabar con la vida de Mefisto para reclamar su alma. Sin embargo, Mefisto sobrevivió, revelando que su objetivo era empujar a Estela Plateada al asesinato. Un nuevo intento, por parte de Corazón Negro de reclutar al Motorista Fantasma, Lobezno y el Castigador contra Mefisto, fracasó; pero Corazón Negro terminó por lograr asesinar a Mefisto con su espada, empapada con la sangre inocente de Lucy Crumm. Corazón Negro se hizo con el control del Infierno de Mefisto, y más adelante Loki fue liberado por Thor. Al espíritu de Mefisto se le negó al acceso tanto al Cielo como el Infierno, por lo que vagó como una mera sombra por la Tierra, capaz de incitar a algunas almas a realizar actos depravados ocasionales. Cuando Estela Plateada fue infectado con un Virus Alma a manos del Extraterrestre Otro, el antiguo Scrier preparó la muerte de Estela para purgar el virus: Mefisto atacó al espíritu de Estela Plateada y poseyó a Agatha Harkness, cuando esta intento ayudar a Scrier a restaurar a Estela.
Scrier y Agatha lograron expulsar a la esencia de Mefisto, la cual fue aplastada por Scrier antes de restaurar el espíritu sanado de Estela en su cuerpo. Con límites sobre su propio poder, Mefisto procedió a intentar conquistar una Tierra alternativa que carecía otros Señores Demonios o Dioses de la Muerte. Sin embargo, fue derrotado por los héroes de ambos mundos y enviado de regreso a su propio reino. Con el tiempo, Corazón Negro fue derrotado y expulsado del Infierno por Noble Kane, quien lo gobernó brevemente hasta que fue reclamado por Mefisto.
Cuando Brass Bishop se aproximó a las Puertas del Cielo para capturar el alma de Beatriz, Puck logró desabrocharle el casco. Siendo por fin capaz de sentir su presencia, Mefisto se hizo con su alma. Más adelante, Mefisto otorgó visiones precognitivas al vigilante Halcón Nocturno, pero este llevó al héroe a atacar a gente antes de que hubieran cometido un crimen, lo que provocó que fuera acusado de atacar a inocentes.
Denunciando a Mefisto con ayuda de Daredevil, Halcón Nocturno logró purgar esas visiones a través del místico Papa Hagg. Mefisto también ayudó al enemigo de la Pantera Negra, Achebe, e intentó hacerse con el alma de Pantera Negra, aunque el héroe sobrecargó al demonio con los poderosos y nobles espíritus del Dios Pantera y sus predecesores. Esto obligó a Mefisto a liberarlos y dejar de ayudar a Achebe. Tras esto, Mefisto restauró la juventud de Dan Lyons, permitiéndole reclamar su identidad de Maravilla Negra; y concedió poderes a Cassie St Commons, Eddie McDonough, Ritchie Gilmore y Johnny Gallo, quienes se convirtieron en los Slingers. Después de que Mefisto reclamara el alma de Lyons, también convocó a los Slingers al Infierno, pero cuando estos perdonar las manipulaciones de su mentor y rechazaron los regalos de Mefisto, gracias a lo cual el alma de Lyons fue liberada.
Tiempo después, Hellstorm, Hela y Plutón ayudaron a los Thunderbolts para introducirse en el Infierno con la esperanza de liberar el alma de Pájaro Burlón.
Con ayuda del alma que acudían a rescatar y una flecha cargada de poder por energía del caos de la Bruja Escarlata, Ojo de Halcón logró dispersar temporalmente la esencia de Mefisto. Los Thunderbolts lograron rescatar el alma que resultó ser de Gata Infernal. Esta fue capturada por el hechicero Dormammu y su agente Nicholas Scratch. Mefisto descubrió el plan de Dormammu para conquistar varios infiernos; y se alió con Hela, Hellstorm, Plutón y Satannish contra él. Sin embargo, fue traicionado y capturado por Satannish, quien era protegido de Dormammu. Liberado por Gata Infernal, Mefisto se unió a otros gobernantes del inframundo para crear un hechizo místico que congeló el Infierno. Debilitado por el frio místico, Dormammu se escapó, y Mefisto se vengó de Satannish destruyéndole. El reino de Mefisto fue destruido por el Archienemigo, una entidad virtualmente omnipotente creada por un programa arcano escrito por Amanda Sefton, entonces Magik. Mefisto y los Señores de los Reinos Divididos se enfrentaron fútilmente al Archienemigo hasta que descubrieron sus orígenes y Magik destruyo el programa, acabando con la existencia de la amenaza. Tras esto, Mefisto restauró su reino.
Mefisto procedió a realizar un trato con la Illyana Rasputin de la Realidad-2937, cuyo hijo Hutch había sido concebido entre realidades para que cada realidad pudiera reclamarle. De esta forma nació en todas las realidades, pero Illyana lo perdió. Mefisto le prometió a Illyana poder reunirse con su hijo, a cambio de la ayuda de la joven para acceder a Tierra-616.
Mefisto realizó otro trato con el Ernest Thatchel de Tierra-616 para exterminar a los mutantes y reunirle con su esposa Sara e hijo Jamie, quienes habían fallecido cuando los poderes mutantes pirotécnicos de Jamie se habían manifestado en su décimo segundo cumpleaños. Ernest creía que el mutante responsable era otro muchacho. Siguiendo con su plan, Mefisto llevó a Hutch a Tierra-616, permitiendo que comenzara a romper las barreras entre dimensiones para poder eliminar a los mutantes de todas las realidades. Esto provocó una repentina afluencia de contrapartidas de la Patrulla-X hasta la Tierra-616. Las contrapartidas de Charles Xavier revelaron el papel de Mefisto en dicho plan; y cuando este convocó a sus demonios para luchar contra la Patrulla y sus contrapartidas, reunió a Ernest con su familia en la muerte. A pesar de un deseo de terminar con su existencia solitaria, Hutch regresó a su exilio entre realidades, reparando las brechas dimensionales y exiliando a Mefisto.
Tras pasar una semana entrenando al hechicero novato Jack Holyoak, Mefisto se unió a las entidades cósmicas contra Thanos, quien había obtenido el poderoso Corazón del Infinito.
De forma inconsciente, Thanos consumió todo el universo, pero sacrificó su nuevo poder para restaurar la realidad y a sus habitantes. A medida que se aproximaban varias guerras en el Infierno, Mefisto no logró convencer a Rondador Nocturno para que se mantuviera al margen del inminente conflicto. Sin embargo, logró reclutar a Nicholas Scratch, quien había sido desterrado al Infierno. Más adelante, Mefisto realizó un contrato con Spiderman salvando la vida de su tía May a cambio de eliminar su matrimonio con Mary Jane Watson de la línea temporal.
Como resultado del contrato, Mefisto reescribió la realidad, alterando las vidas de Spiderman y sus asociados y conocidos. En un nuevo plan, Mefisto lideró al resto de los Señores del Infierno para ofrecerle a Fuego Brujo el lugar de su padre Belasco a su lado, si era capaz de conquistar el Limbo. Cuando el joven de Winzeldorf, Henrik Weber fue mutado mágicamente para convertirse en el monstruoso Vielfras, Mefisto atrajo a una joven chica para que se perdiera en los bosques. Esto provocó que varios aldeanos supersticiosos sospecharan que el monstruo era responsable de la desaparición de ambos jóvenes. Mefisto tenía la intención de que Rondador Nocturno investigara el suceso y quedara descorazonado por el odio de los aldeanos hacia Weber. Aunque Rondador fue atraído hacia el conflicto, y Weber terminó por suicidarse desesperado ante su transformación, Rondador no permitió que el suceso le dejara abatido. Mefisto tuvo que conformarse con reclamar el alma de Weber.
Cuando Loki luchó contra la Serpiente, logró reclutar la ayuda tanto de Hela como de Mefisto durante el conflicto. Más adelante, un escuadrón de la Patrulla-X, antiguos Nuevos Mutantes, fueron accidentalmente transportados al Infierno de Mefisto mientras buscaban a Moonstar. Mefisto se ofreció a transportarles al dominio de Hela, donde Moonstar se encontraba, a cambio de una cita con Magma.
La joven aceptó el trato para que el equipo pudiera proseguir con la misión. Corazón Oscuro intentó reinar sobre el Infierno transportando el reino a la Tierra, pero Mefisto le otorgó a los héroes que se enfrentaban a su hijo una segunda vida en caso de perecieran ante las fuerzas de Corazón Negro.
Tiempo después, Mefisto fue derrotado y reemplazado por el mutante Fortachón, quien se convirtió en el nuevo líder del Infierno. Sin embargo, cuando los Thunderbolts fueron accidentalmente transportados al Infierno, Mefisto aprovechó la oportunidad para manipularles para que derrotaran a Fortachón. Hulk Rojo logró convencer a Fortachón para que cediera el trono del Infierno e intentara recuperar su alma, lo que permitió que Mefisto recuperara su trono y los Thunderbolts regresaran a la Tierra. Sin embargo, como parte del contrato, Mefisto tuvo que lidiar con la destructiva presencia de Piedad en el Infierno.
 
EN EL CINE
- Peter Fonda interpretó al personaje en la película “Ghost Rider: El Motorista Fantasma” (2007)
- Ciaran Hinds interpretó al personaje en la película “Ghost Rider: Espíritu de Venganza” (2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario